Vélez Loor
Panamá

Jesús Tranquilino Vélez Loor, de nacionalidad ecuatoriana, fue retenido el 11 de noviembre del 2002 en el puesto policial de Tupiza, en la provincia del Darién, República de Panamá, por no llevar la documentación necesaria para permanecer en el país. La Directora Nacional de Migración y Naturalización del Ministerio de Gobierno y Justicia de Panamá dictó una orden de detención en su contra y Vélez Loor fue trasladado a la cárcel pública de La Palma. Pocas semanas después, se resolvió imponerle una pena de dos años de prisión por haber ingresado ilegalmente al país en varias ocasiones. No le notificaron la decisión.

Posteriormente, Vélez Loor fue trasladado al centro penitenciario La Joyita. Tras diez meses de detención la Directora Nacional de Migración resolvió dejar sin efecto la pena impuesta, ya que este presentó un pasaje para abandonar el país y Vélez Loor fue deportado hacia Ecuador.

Durante su detención, el señor Vélez Loor fue mantenido en condiciones no adecuadas, y además permaneció con personas procesadas y condenadas por delitos comunes, a pesar de haber cometido solo una infracción migratoria. Además, fue víctima de torturas y malos tratos por parte de agentes estatales, lo cual denunció tras ser deportado, ya en Ecuador. Sin embargo, estos hechos nunca fueron investigados. 

Al día de hoy, a mas más de 7 años que se dictó la sentencia y a 15 de ocurridos los hechos, el caso permanece en impunidad. Además, el Estado panameño no ha demostrado avances suficientes en lo relativo al trato que debe dar a personas migrantes en sus albergues ni en cómo ha capacitado a sus funcionarios para que hechos como los de este caso no ocurran nunca más.