CEJIL condena represión durante elecciones en Honduras

Ataque a manifestación y detenciones
29-11-09

TEGUCIGALPA, 29 de noviembre de 2009

CEJIL expresa su más enérgica protesta por la golpiza contra manifestantes opositores al golpe de Estado ocurrida hoy en San Pedro Sula y la detención por parte de la Policía hondureña en esa ciudad de 45 personas opositoras al golpe de Estado, que fueron liberadas horas después.

"Durante la jornada electoral de este 29 de noviembre hubo diversidad de incidentes que confirmaron el clima de represión en el que se llevó a cabo el proceso electoral que concluyó hoy, el cual significó la consolidación del golpe de Estado del pasado 28 de junio", dijo Marcia Aguiluz, abogada de CEJIL, que se encuentra en Tegucigalpa.

Entre los detenidos en la protesta en San Pedro Sula se encuentra el ciudadano costarricense, Gustavo Cabrera Vega, coordinador latinoamericano de la organización de protección de los derechos humanos, Servicio Paz y Justicia (SERPAJ), que fue liberado horas después de ser arrestado. El costarricense fue detenido cuando fotografiaba la represión policial contra una manifestación opositora al golpe de Estado en el parque central de la ciudad alrededor de las dos de la tarde. Las personas arrestadas fueron encarceladas en la División del Servicio Especial de la Policía, en esa ciudad.

En ese lugar, fuerzas policiales dispararon bombas de gas lacrimógeno y de gas pimienta contra varios centenares de personas que protestaban en forma pacífica. Además, lanzaron agua a presión desde camiones hidrantes y golpearon con toletes a los manifestantes. Hay varios heridos por golpes en la cara y en la cabeza, entre ellos, un camarógrafo de la agencia de prensa Reuters.

Sin embargo, otras personas continúan arrestadas. Esa es la situación de Victor Corrales, Victor Iván Corrales Alvarado (hijo) y Fausto Arazola. Los dos primeros fueron detenidos cuando sus casas fueron allanadas en la comunidad de Danli. El señor Arazola se manifestaba en las afueras de un centro de votación en El Pedregal, Tegucigalpa, cuando lo detuvieron.

También fueron capturados en Tegucigalpa Wilson Evangelino Martínez, Carlos Colindres y Paula Jackeline Rodríguez, cuando se manifestaban contra el golpe de Estado. Ellos fueron acusados por hacer escándalo público.

En el barrio Las Cabañas de Tegucigalpa la Policía detuvo hoy en su casa a una familia completa incluyendo a un niño de 5 años. Las personas capturadas son: Suyapa Reconco Castillo, José Doré Ponce, Angel Mairena Reconco, Edgar Doré Ponce y Léster Ponce Reconco, de 5 años de edad. Suyapa pertenece a la resistencia y ella y su familia fueron acusados por delitos de sedición.

Además, las transmisiones de emisoras críticas del golpe de Estado, como Radio Globo y Radio Uno sufrieron hoy constantes interrupciones. También la señal de la cadena CNN en español tuvo al menos una interrupción temporal. El Canal 36 del todo no transmitió debido a que en la última semana su señal tuvo repetidas interferencias electrónicas que impedían emitir su programación.

"Lo ocurrido hoy en San Pedro Sula y en otras partes de Honduras es una muestra más del clima de hostigamiento, violencia e irrespeto a los derechos a la libertad de expresión, asociación y reunión en el que se llevaron a cabo las elecciones presidenciales en Honduras. Condenamos estos nuevos actos de represión en contra de opositores al golpe de Estado, exigimos la liberación de todas las personas detenidas, demandamos sanciones contra los responsables de violaciones a los derechos humanos y pedimos a la comunidad internacional que proteste contra los
abusos cometidos por el gobierno de facto.", insistió la abogada Marcia Aguiluz.

Contactos de prensa:
Mauricio Herrera:
(506) 22-51-23-15, 89-95-30-91
mherrera@cejil.org

Felipe Benítez: (202) 215 96-64. fbenitez@fenton.com

Nancy Marín: (506)22807473

El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) es una
organización de defensa y promoción de los derechos humanos en el
hemisferio americano. El objetivo principal de CEJIL es asegurar la
plena implementación de normas internacionales de derechos humanos en
los Estados miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA),
mediante el uso efectivo del sistema interamericano de derechos humanos
y otros mecanismos de protección internacional.