CEJIL condena los nuevos asesinatos de fiscales en Honduras
Marlene Banegas, coordinadora de la Fiscalía de Delitos contra la Vida y Olga Patricia Eufragio, fiscal de Protección al Medio Ambiente, fueron asesinadas la noche del pasado viernes 10 de octubre, en San Pedro Sula, zona norte de Honduras. El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) condena estos asesinatos, exigiendo la protección de miembros del poder judicial, los cuales desarrollan su trabajo bajo una constante amenaza motivada en gran parte por la impunidad de los delitos cometidos.
Publicación: 24.Octubre.2014

Marlene Banegas, coordinadora de la Fiscalía de Delitos contra la Vida y Olga Patricia Eufragio, fiscal de Protección al Medio Ambiente, fueron asesinadas la noche del pasado viernes 10 de octubre, en San Pedro Sula, zona norte de Honduras.

El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) condena estos asesinatos, exigiendo la protección de miembros del poder judicial, los cuales desarrollan su trabajo bajo una constante amenaza motivada en gran parte por la impunidad de los delitos cometidos. Desde la creación del Ministerio Público, en el año 1994, nueve fiscales y un director de la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) han sido asesinados. De estos crímenes sólo dos han sido judicializados; los demás se encuentran impunes.

A su vez, un informe emitido por el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) reveló que en Honduras unos 81 profesionales del Derecho han perdido la vida en circunstancias violentas desde el 2010 a la fecha.

Operadores de justicia, organizaciones hondureñas e internacionales, el 31 de julio de 2013, enviaron una carta a la Comisión Interventora del Ministerio Público y otras autoridades hondureñas, para exigir una investigación exhaustiva y acorde a estándares internacionales, por el asesinato de la jueza Mireya Mendoza (Lea la carta aquí). Más de un año después de esta misiva, CEJIL quiere insistir en la importancia de tomar medidas de protección para aquéllos que luchan por los derechos humanos en el país.

CEJIL quiere a su vez mostrar el respeto y la admiración por el trabajo de las fallecidas Marelene Benegas y Olga Patricia Eufragio, enviando sus condolencias a familiares y amigos de las víctimas.

Créditos Fotográficos: Periódico El Heraldo