CIDH y ONU condenan traslado forzoso de Djamel Ameziane de Guantánamo a Argelia
Washington, DC, jueves, 19 de diciembre de 2013.- Este jueves la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó enérgicamente el traslado forzoso de Djamel Ameziane de Guantánamo a Argelia en contravención de medidas cautelares ordenadas en su favor. El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional representa a Ameziane, cuyo caso fue el primero en ser admitido ante un órgano internacional de derechos humanos.
Publicación: 19.Diciembre.2013

Washington, DC, jueves, 19 de diciembre de 2013.- Este jueves la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó enérgicamente el traslado forzoso de Djamel Ameziane de Guantánamo a Argelia en contravención de medidas cautelares ordenadas en su favor.

El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional representa a Ameziane, cuyo caso fue el primero en ser admitido ante un órgano internacional de derechos humanos.

“En 2008, cuando solicitamos protección internacional para Djamel Ameziane, la Comisión emitió medidas cautelares que prohíben su traslado a Argelia, donde estaría en riesgo de sufrir tortura o persecución”, dijo Viviana Krsticevic, Directora Ejecutiva del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL). “Frente al retorno forzado de nuestro cliente, hoy la Comisión Interamericana ha dejado claro que Estados Unidos tiene que rendir cuentas por su flagrante violación del derecho internacional”.

El 5 de diciembre de 2013, el gobierno de Estados Unidos anunció el traslado forzoso de Djamel Ameziane de Guantánamo al gobierno argelino, esto a pesar de su temor bien fundado de persecución o tortura en su país natal.

Desde el 2008, cuando CEJIL solicitó protección internacional para Ameziane, la Comisión Interamericana había ordenado que el Estado no lo traslade a Argelia, donde está en riesgo de tortura o persecución, a través de las medidas cautelares emitidas a su favor. Estados Unidos ha violado deliberadamente estas medidas.

CEJIL, junto con el Center for Constitutional Rights (CCR), lograron presentar su petición cinco años atrás y, en 2012, Djamel Ameziane se convirtió en el primer detenido de Guantánamo cuyo caso fue admitido por un órgano internacional.

La CIDH enfatizó, en su comunicado: “la transferencia forzada de Djamel Ameziane a Argelia es violatoria del principio de non-refoulement, el cual prohíbe las transferencias y deportaciones de personas a países donde corran el riesgo de ser torturados. Asimismo, con esta transferencia Estados Unidos desatendió las medidas cautelares 211/08 y 259/02 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.”

En un comunicado conjunto, los relatores especiales de Naciones Unidas sobre tortura y contra-terrorismo expresaron profunda preocupación “que la vida del Sr. Ameziane podría estar en peligro en Argelia” y condenaron la violación de las obligaciones de EE.UU. de no-devolución – no devolver a las personas a lugares donde sus vidas o el goce de sus derechos humanos podrían estar amenazados.

Más información