Tras 23 años obstaculizando la justicia, anulan la Ley de Amnistía en El Salvador
Publicación: 14.Julio.2016

San José, 14 de julio de 2016.- La Sala de lo Constitucional declaró ayer como inconstitucional la Ley de Amnistía en El Salvador, vigente desde 1993. Esta ley representaba un obstáculo para los y las familiares de víctimas en su búsqueda por alcanzar la justicia. El Salvador, hoy por hoy, no ha sancionado a ninguna persona como responsable de los crímenes de lesa humanidad, cometidos durante el conflicto armado interno.

 

Este hito histórico ha sido posible principalmente, por el incansable trabajo de las víctimas, de las organizaciones de derechos humanos y de los movimientos sociales.

 

Producto de esta lucha, tanto la Comisión como la Corte Interamericana de Derechos Humanos, han reiterado que la Ley de Amnistía General ha representado un impedimento en la investigación y sanción de los responsables de graves violaciones de derechos humanos. Como consecuencia, en los casos de las masacres de El Mozote y lugares aledaños y de la Universidad Centroamericana (conocido como Los Jesuitas), así como el del asesinato de Monseñor Romero, ambos órganos ordenaron que la Ley debía ser dejada sin efecto.

 

Desde el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), como uno de los representantes de las víctimas en estos procesos, celebramos que la decisión de la Sala de lo Constitucional retome las obligaciones internacionales del Estado salvadoreño y espera que esto implique una avance en el cumplimiento de dichas decisiones.

 

El Salvador debe dar respuesta a las víctimas de las violaciones de derechos humanos cometidas hace más de treinta años. La nulidad de la Ley de Amnistía debe traducirse en un nuevo impulso para alcanzar la verdad, justicia y reparación.