Rechazo ante anuncio sobre cese de las investigaciones en el caso de Ayotzinapa
CEJIL manifiesta su rechazo y preocupación por el posible cierre de las investigaciones en el caso Ayotzinapa, anunciado por el Procurador General de la República mexicana, Jesús Murillo Karam, el pasado martes 27 de enero. El Procurador expresó una “certeza legal” de que los 43 estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos fueron asesinados, calcinados y sus restos descartados en un basurero municipal por miembros del grupo criminal Guerreros Unidos, que incluye a policías de Iguala y Cocula.
Publicación: 29.Enero.2015

 

San José y Washington, D.C., 29 de enero, 2015.- CEJIL manifiesta su rechazo y preocupación por el posible cierre de las investigaciones en el caso Ayotzinapa, anunciado por el Procurador General de la República mexicana, Jesús Murillo Karam, el pasado martes 27 de enero. El Procurador expresó una “certeza legal” de que los 43 estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgosfueron asesinados, calcinados y sus restos descartados en un basurero municipal por miembros del grupo criminal Guerreros Unidos, que incluye a policías de Iguala y Cocula.

Es significativo de que el anuncio se haya llevado a cabo días después de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) anunciarala conformación de un grupo internacional de expertos. Este grupo–que cuenta con el beneplácito del gobierno mexicano–, tiene como mandato elaborar un plan de búsqueda en vida de los 43 estudiantes, analizar las líneas de investigación para determinar responsabilidades penales y realizar un análisis del plan de atención integral a las víctimas. Desafortunadamente, las apresuradas declaraciones del Procurador General ponen en tela de juicio la voluntad real del gobierno de conocer la verdad de los hechos y encontrar a los jóvenes.

Por otra parte, es claro que no hay pruebas científicas contundentes que justifiquen las conclusiones dadas por el Procurador. De la información que se conoce públicamente, hasta la fecha, las investigaciones internas han sido insuficientes. La Procuraduría General de la República anunció que 99 personas, incluyendo 28 militares, han sido arrestadas por su involucramiento en la desaparición de los estudiantes. En su declaración, el Procurador anunció que la teoría principal tras la desaparición de los estudiantes inculpa al alcalde de Iguala y su esposa. Además, el involucramiento por parte del ex gobernador de Guerrero aún no se ha determinado.

A pesar del posible involucramiento de autoridades militares y estatales, no ha habido una investigación exhaustiva. Es preocupante la no aplicación del delito de desaparición forzada y la afirmación por la Procuraduría de que este caso es un secuestro.

“La respuesta de las autoridades ante lo ocurrido en Ayotzinapa continua siendo desafortunada e insuficiente. El Estado mexicano está obligado a escuchar la voz de los familiares y agotar todas las líneas de investigación mediante pruebas confiables y científicas. El cierre del caso reforzará aún más el clima generalizado de frustración, violencia e impunidad”dijo Marcia Aguiluz, Directora del Programa para Centroamérica y México de CEJIL.“Si el Estado da por cerrado este caso, estaría desaprovechando una oportunidad histórica para cumplir con sus obligaciones internacionales y daría por cerradas las puertas al futuro del país”.

CEJIL expresa su solidaridad con los familiares de los jóvenes desaparecidos ante esta nueva manifestación de injusticia. Hacemos un llamado a las autoridades para que rectifiquen dicha posición y permitan que el grupo de expertos elegido por la CIDH puedan iniciar el proceso de investigación internacional de forma inmediata.