Presidente Humala: #PromulguelaLeyYA
CEJIL, WOLA (La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos) y la Fundación para el Debido Proceso Legal (DPLF), han mandado una carta directamente al p residente Ollanta Humala, pidiendo la promulgación de la Ley de Búsqueda de Personas Desaparecidas de 1980 al 2000, aprobada por el Congreso de la República el pasado 25 de mayo de 2016.
Publicación: 20.Junio.2016

En lo que constituye un paso hacia la justicia para los familiares de los 15.731 desaparecidos durante el conflicto armado interno —ocurrido entre los años 1980 y 2000—, el Congreso peruano aprobó el pasado 25 de mayo una Ley de Búsqueda de Personas Desaparecidas. Dicha ley permitirá que una oficina en el Ministerio de Justicia exhume e identifique los restos con el objetivo de devolvérselos a sus familiares sin requerir una denuncia previa. Asimismo, los familiares podrán beneficiar de acompañamiento psicosocial y logístico en el proceso de la recuperación.

Sin embargo, la nueva Ley de Búsqueda requiere una promulgación por parte del poder Ejecutivo para convertirse en una realidad para los miles de peruanos cuya búsqueda aún no ha terminado. A la fecha, han pasado más de dos semanas sin una respuesta por parte del presidente Ollanta Humala, cuyo término concluirá en menos de 50 días. Si la ley no es aprobada por el presidente Humala, el documento podría regresar a un archivo de "aprobaciones pendientes".

Se calcula que en el Perú hay más de 6.462 fosas clandestinas que todavía no han estado investigadas. Además, 80% de las investigaciones iniciadas desde el conflicto han permanecido archivadas y sin tocar. En aras de la ardua tarea enfrentada por el Estado, CEJIL, WOLA (La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos) y la Fundación para el Debido Proceso Legal (DPLF) han mandado una carta directamente al Sr. Presidente Ollanta Humala, pidiendo la promulgación de la Ley, sin demorar más.

La implementación de una política decisiva, por parte del Estado, de buscar a los desaparecidos y las desaparecidas, ayudará a sanar el dolor y a aplacar la incertidumbre vivida por los familiares, que han esperado encontrar a sus seres queridos por décadas. Esta ley representaría un paso importante hacia la reconciliación nacional, tan añorada por todos los peruanos. Lee la carta aquí: