Perú reconoce su responsabilidad por la desaparición forzada de Kenneth Ney Anzualdo
El Estado peruano pidió perdón a los familiares de Kenneth Anzualdo, tal como fue ordenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en su sentencia del 2009.  
Publicación: 01.Agosto.2013
FOTO: lamula.pe

Wasington, D.C., 23 de julio del 2013.- Hoy el Ministro de Justicia, en presencia del Presidente del Consejo de Ministros, reconoció en un acto público la responsabilidad del Estado peruano por la desaparición forzada de Kenneth Ney Anzualdo y pidió perdón a sus familiares, tal como fue ordenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en su sentencia del 22 de septiembre del 2009.

El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) y la Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH), en nuestra calidad de representantes de las víctimas y sus familiares, reconocemos que la realización del referido acto constituye un primer paso para reparar el daño causado a sus familiares. Sin embargo, recordamos que a casi 4 años de emitida la sentencia, es la única medida ordenada por la Corte que ha sido cumplida.

En su fallo, el Tribunal determinó que el Estado era responsable de la desaparición forzada del estudiante de 25 años Kenneth Ney Anzualdo en 1993, así como por la violación de los derechos a la integridad personal, al acceso a la justicia y a las garantías judiciales de sus familiares.

En su intervención en dicho acto, Marly Anzualdo, hermana de la víctima desaparecida, señaló que el Estado peruano aún tiene pendiente la adopción de medidas para la identificación de las personas desaparecidas durante el conflicto armado. A más de 20 años de la desaparición de su hermano Kenneth, las autoridades no han localizado sus restos ni sancionado a los responsables.

El Estado peruano tampoco ha cumplido con la garantía de no repetición establecida por la sentencia que le ordena reformar la legislación penal para adecuar el tipo penal de desaparición forzada a los estándares internacionales en la materia.

CEJIL y APRODEH esperamos que el acto de reconocimiento de responsabilidad realizado constituya una manifestación de la voluntad del Estado peruano para cumplir con todos los extremos de la sentencia y en consecuencia se traduzca en la adopción de medidas efectivas para avanzar en ese sentido.

 

Enlaces importantes: