Organizaciones internacionales expresamos nuestra preocupación por la grave situación de las personas presas por motivos políticos en Nicaragua
Las organizaciones que formamos parte del Observatorio de Nicaragua además condenamos enérgicamente el asesinato del señor Eddy Antonio Montes Praslin.
Publicación: 24.Mayo.2019

24 de mayo de 2019. En Nicaragua desde el 18 de abril 2018 que inicio la crisis política y de derechos humanos, más de 700 personas, según datos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), han sido detenidas arbitrariamente y sometidas a procesos penales por su participación en acciones de reivindicación democrática y su labor de defensa de derechos humanos.

A más de un año del inicio de la crisis, la situación de los y las presas políticas se ha agravado seriamente por causa del tiempo transcurrido en las prisiones nicaragüenses, la falta de condiciones dignas en las mismas, así como la deficiente atención médica, violencia y actos de tortura.

Como resultado de ello, el pasado 17 de mayo, la CIDH informó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) sobre la precariedad de las condiciones en las que están privadas y privados de libertad, así como distintos hechos de violencia en contra de periodistas, manifestantes y personas defensoras de derechos humanos privadas de libertad, ocurridos en varios centros penitenciarios. Como uno de los hechos de mayor gravedad, cabe destacar los ataques que se produjeron en el Centro Penitenciario de Tipitapa, conocido como La Modelo el 16 de mayo, en el que alrededor de las 15:00 hrs se produjeron varios disparos que concluyeron con el asesinato por parte de policías penitenciarios del preso político Eddy Antonio Montes, de nacionalidad nicaragüense-estadounidense. Eddy Montes se encontraba encarcelado desde octubre del 2018, por su participación en la resistencia contra la represión del gobierno de Nicaragua.

Constando la urgencia, la “extrema gravedad” de los hechos denunciados y la necesidad de “evitar daños irreparables a las personas”, así como la consideración de que tal situación se daba en un marco de criminalización de personas que habían participado en protestas sociales, el 21 de mayo de 2019 la Corte IDH otorgó medidas urgentes de protección a favor 17 personas. 

En una resolución sin precedentes, el Tribunal Interamericano solicitó al Estado Nicaragüense autorización para visitar los centros penitenciarios y verificar la situación de las 17 personas beneficiarias que continúan privadas de libertad. Además, la Corte IDH recuerda en su resolución que “la prevalencia de los derechos humanos en un Estado democrático, se sustenta en gran medida, en el respeto y la libertad que se brinda a las personas defensoras de derechos humanos en sus labores”. 

Si bien este grupo de 17 personas se encuentran en una situación de extrema gravedad, como constató la Corte IDH, no se puede pasar por alto que actualmente centenares de personas siguen encarceladas por su participación en manifestaciones públicas o actos de defensa de la democracia y de defensa de derechos humanos. 

Como Observatorio Internacional denunciamos que, a pesar de las excarcelaciones unilaterales del gobierno de Nicaragua, las personas liberadas continúan sujetas a procesos penales en su contra; enfrentan diferentes agresiones como hostigamientos en redes sociales, el asedio de integrantes de grupos afines al gobierno cuando salen de sus domicilios, pintadas amenazantes en sus viviendas, e incluso algunas de ellas han sido recapturadas.

Ante tal situación, las organizaciones firmantes:

Primero. Saludamos la contundente respuesta de la Corte Interamericana y esperamos el involucramiento del Presidente, el Vicepresidente y el Secretario del Alto Tribunal, en las visitas a los centros penitenciarios.

Segundo. Solicitamos a las autoridades nicaragüenses autorizar a la Corte IDH que visite los centros penitenciarios donde se encuentran encarceladas las personas beneficiarias de medidas provisionales.

Tercero. Demandamos el cese de cualquier acto de tortura, trato cruel, inhumano y degradante al interior de los penales y que se garanticen los derechos humanos de los presos y presas políticas y de sus familiares, así como el cese de los hostigamientos a las personas excarceladas.

Cuarto. Exigimos el cese de las acciones de criminalización, violencia y hostigamiento en contra de las personas que participan en las protestas ciudadanas y la liberación de todas las presas y presos políticos en Nicaragua.

Quinto. Hacemos un llamado a la solidaridad de la comunidad internacional para no cesar en la exigencia de que se garantice la integridad de las personas que en Nicaragua luchan por el restablecimiento de la democracia, la garantía de derechos humanos, y la memoria, verdad y justicia de las miles de víctimas que ha dejado la actual crisis en el país.


Organizaciones firmantes:
Asociadas por lo Justo - JASS Mesoamérica 
Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL)
Fondo de Acción Urgente para América Latina y el Caribe (FAU-AL)
Front Line Defenders (FLD)
Fundación para el Debido Proceso (DPLF)
Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos (IM-Defensoras)
Institute on Race, Equality and Human Rights (Race & Equality)
Plataforma Internacional Contra la Impunidad (Pi)
Oxfam Internacional