Operadores de justicia dialogan sobre desafíos de la investigación de casos de corrupción y violaciones de derechos humanos en Honduras
Publicación: 13.Septiembre.2018

Tegucigalpa, 13 de septiembre de 2018.- La corrupción es un fenómeno que impacta la democracia y el pleno goce de los derechos humanos, por ende, debe investigarse integralmente, incluyendo los grupos de poder involucrados. Ésta fue una de las principales conclusiones del evento convocado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad (MACCIH) y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL). 

El foro, titulado “Investigación de estructuras de poder organizado en casos de corrupción y violaciones de derechos humanos” convocó a más de cincuenta operadores/as de justicia para conocer experiencias de Colombia, Guatemala y otras a nivel regional, para dar cuenta de cómo conseguir la justicia frente a este tipo de organizaciones, que se establecen con el fin de facilitar actos de corrupción y violar derechos humanos. 

Frente a este tema, la representante de OACNUDH en Honduras, María Soledad Pazo señaló: “Es necesario avanzar y trabajar en la investigación de actos criminales que vinculan corrupción, impunidad y violaciones de derechos humanos”. Agregó que la corrupción socava significativamente la capacidad de las instituciones del Estado de Derecho y se convierte en uno de los obstáculos más relevantes para la protección de derechos humanos y para el desarrollo social y económico de un país”. 

En esta misma línea, el vocero de la MACCIH, Luiz Antonio Guimarães Marrey, expuso: “Luchar contra la corrupción es una luchar por garantizar los derechos de las personas. Todos los recursos que se pierden por este fenómeno no llegan a la sociedad, lo que se traduce en menos garantías a sus derechos fundamentales. Es vital garantizar que el Estado de Derecho no sea solo para algunos, sino que para cada una y uno de los ciudadanos sin distinción”. Además, destacó la trascendencia de los temas trabajados, en especial en torno a la necesidad de profundizar las investigaciones en delitos complejos, como la asociación ilícita. 

“Es crucial que consideremos qué condiciones hacen posible la corrupción, incluyendo la existencia de verdaderos grupos criminales que actúan de manera orquestada, en ocasiones con participación de agentes estatales, para perpetrar los delitos y garantizar la impunidad”, agregó Marcia Aguiluz, directora de CEJIL para Centroamérica y México. En este sentido, el espacio abordó cómo investigar, juzgar y sancionar hechos de esta naturaleza, de manera de que se entiendan las dimensiones estructurales detrás. 

El evento contó con la presencia y exposición de Claudia Paz y Paz, Ex Fiscal General de Guatemala, y Camilo Bernal, coordinador del Equipo de Justicia Transicional y Lucha contra la Impunidad de la OACNUDH en Colombia. 

Este evento hace parte de los esfuerzos que se vienen haciendo en el país con el fin de apoyar y fortalecer el trabajo de las instituciones nacionales que administran justicia, especialmente a las personas encargadas de la lucha y combate a la corrupción, impunidad y la investigación de violaciones de derechos humanos.