Nicaragua: CEJIL condena decisión gubernamental que obstruye trabajo del CENIDH
Publicación: 10.Diciembre.2018

San José, 10 de diciembre de 2018.- El día de ayer, la Policía Nacional hizo pública una resolución en la que deniega la autorización al Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) para celebrar una marcha en el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos que se conmemora hoy, 10 de diciembre.

Ante estos hechos, el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) denuncia que esta acción es una expresión más de la represión que enfrenta el pueblo nicaragüense y demuestra que en este país no hay espacio para manifestarse ni para defender derechos humanos.

La resolución, firmada por el Comisionado General, Luis Fernando Barrantes Jiménez, acusa al CENIDH de incumplir disposiciones administrativas y pretende responsabilizarles por hechos vinculados con la crisis democrática, advirtiendo que, por ello, el CENIDH se encuentra siendo investigado.

Ante esta resolución, es preciso recordar que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en diversos informes ha establecido que “la protesta social es una herramienta fundamental para la labor de defensa de los derechos humanos, y esencial para la expresión crítica política y social de las actividades de las autoridades”.

Asimismo, este órgano ha dicho que “el ejercicio del derecho de reunión a través de la protesta social no debe sujetarse a una autorización por parte de las autoridades ni a requisitos excesivos que dificulten su realización”. Es evidente que la resolución administrativa constituye una restricción indebida a la libertad de reunión y expresión, que además pretende intimidar y obstaculizar la defensa de derechos humanos.

“El CENIDH es una de las principales organizaciones de defensa de derechos humanos en Nicaragua. Durante sus 28 años de existencia se han caracterizado por defender miles de víctimas de violaciones de derechos humanos ante los abusos de poder de distintos gobiernos. Desde CEJIL condenamos enérgicamente todo intento por obstaculizar el trabajo que realizan y advertimos que la intención estatal es dejar en indefensión a la población que clama por democracia y justicia”, señaló Marcia Aguiluz Soto, directora del Programa para Centroamérica y México de CEJIL.

CEJIL hace un llamado a la comunidad internacional para que condenen estos hechos y exhorten al Estado de Nicaragua a cesar la represión y abstenerse de perseguir al CENIDH y a todas las organizaciones de sociedad civil que de manera legítima están defendiendo la democracia.