En memoria de nuestra querida Gilda Pacheco Oreamuno
Nos unimos en el dolor y enviamos nuestro abrazo solidario a su familia. Querida Gilda te vamos a extrañar en cada paso, pero ten la certeza de que tu legado va a permanecer con nosotros inspirándonos para tratar de ser mejores personas cada día.
Publicación: 25.Agosto.2020

San José, Costa Rica y Washington DC, 25 de agosto de 2020- Desde CEJIL expresamos nuestro profundo dolor por la muerte de Gilda Pacheco Oreamuno, directiva de nuestra organización, amiga, colega, luchadora incansable por la defensa de los derechos humanos, la dignidad y la igualdad. Gilda fue una mujer extraordinaria, comprometida con la defensa de los derechos humanos, especialmente los derechos de las mujeres, coherente y profundamente humana.  Para nosotros Gilda además de compañera fue una luz de coraje, sabiduría y generosidad.  Con sus palabras y su ejemplo nos llenaba de fuerza y esperanza, siempre con una mirada aguda y estratégica.

A lo largo de los años y desde los diferentes espacios en los que trabajó, lideró procesos de reflexión crítica, construcción de propuestas y acompañó a cientos de personas y organizaciones del movimiento de derechos humanos en la región. Gilda, tuvo un rol esencial en la incorporación de temas de reparación en los estándares internacionales, así como en la importancia de la atención psicosocial en el trabajo de defensores y defensoras de derechos humanos.

Nos unimos en el dolor y enviamos nuestro abrazo solidario a su familia.  Querida Gilda te vamos a extrañar en cada paso, pero ten la certeza de que tu legado va a permanecer con nosotros inspirándonos para tratar de ser mejores personas cada día.

Algunos apuntes sobre su trayectoria

Gilda Pacheco Oreamuno nació en Cartago, Costa Rica en 1952. Psicóloga social y comunitaria de profesión, se especializó en derechos humanos, resolución de conflictos, implicaciones psicosociales de la violencia política, y estrategias para la asistencia a víctimas. Gilda fue una ferviente defensora de los derechos de las mujeres y de la niñez.

Laboró en el Instituto Interamericano de Derechos humanos (1994-2009), donde desempeñó los puestos de Oficial del programa Derechos Humanos de las Mujeres y Directora del Área de Entidades de la Sociedad Civil.  Desde ahí, en conjunto con CEJIL, impulsamos un proceso formativo pionero para garantizar que los derechos humanos de las mujeres fueran reconocidos como parte del derecho internacional de los derechos humanos.

En esta época (2002-2006) también impulsamos juntas el proyecto de asistencia psicosocial a víctimas de tortura en el Sistema Interamericano de Derechos que buscaba, a través de un abordaje interdisciplinario, el involucramiento de profesionales del área de psicología en la asistencia a los sobrevivientes de tortura para evitar su revictimización en procesos nacionales e internacionales.

Entre sus muchas investigaciones destacan: Guía de capacitación en derechos humanos de las mujeres tejiendo el cambio, Nicaraguan refugees in Costa Rica, adjustment to camp life, Verdad, justiciar y reparación: desafíos para la democracia y la Convivencia social; Identidad de Género y Derechos Humanos (con Laura Stein) y Migraciones forzosas en Centroamérica: una interpretación psicosocial.

En 2020 era la Directora Ejecutiva de la Fundación Paniamor, integrante de la Junta Directiva de la Fundación CEJIL Mesoamérica y del Consejo Directivo de CEJIL.