Mapa interactivo visibiliza la lucha del Pueblo Sarayaku en el Ecuador
La herramienta ha sido lanzada a la luz de una audiencia pública de cumplimiento de sentencia de la Corte IDH.
Publicación: 02.Diciembre.2016

San José, 2 de diciembre de 2016.- A la luz de una audiencia pública supervisión de cumplimiento ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, líderes del Pueblo Originario Kichwa de Sarayaku expusieron el desacato del Estado en relación a la ejecución plena de la sentencia dictada por el tribunal interamericano en el 2012. Esto, a través de una herramienta con mapas interactivos que proporciona información sobre nuevas concesiones que el Estado ecuatoriano ha otorgado, afectando a su territorio.

“El mapa evidencia nuestra denuncia histórica en contra de las concesiones hechas por Estado sin respetar nuestros derechos”, expresó Félix Santi, presidente del pueblo Sarayaku.

Pese a que dicha sentencia obliga al Estado a consultar con el pueblo de Sarayaku ante nuevas concesiones en su territorio, el Ecuador cerró una nueva ronda de licitaciones petroleras, en la que asignó tres nuevos bloques. Esto afecta al 91,18% del territorio.

De acuerdo con el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) -organización representante del pueblo Sarayaku ante la Corte IDH-, dichas concesiones se realizaron ignorando la consulta previa, libre e informada al Pueblo de Sarayaku que exige la sentencia.

“Hasta la fecha, el Ecuador no ha armonizado su legislación en materia de consulta previa y consentimiento con los estándares internacionales, lo cual representa un riesgo no sólo para Sarayaku sino que para todos los pueblos indígenas del Ecuador”, dijo Viviana Krsticevic, Directora Ejecutiva de CEJIL.

Recientemente, el Estado concesionó dos bloques petroleros en favor de una empresa china. Esto afecta al territorio de nacionalidad sapara y a los pueblos indígenas en aislamiento, sin que haya existido un proceso de consulta previa, en respeto a sus derechos.

Asimismo, el nuevo mapeo digital evidenció el persistente riesgo que la pentolita que fue abandonada sobre territorio Sarayaku hace 14 años y que el Estado aún no retira ni neutraliza, pese a que la Corte le obligó a hacerlo a través de su resolución del 2012. Estos explosivos fueron dejados sobre la superficie del territorio y enterrados entre 2002 y 2004, para realizar un estudio sísmico de cara a la exploración y explotación de petróleo.

El mapa ilustra cómo la zona de cuarentena se encuentra al lado de las principales zonas de actividad del pueblo Sarayaku, presentando así un riesgo grave para ellos e impidiéndole el uso y goce libre de todo su territorio.

El mapa digital  -desarrollado por CEJIL y Amazon Conservation Team con apoyo técnico del geógrafo de la organización ecuatoriana Terra Mater, Carlos Mazabanda y la asistencia de Amazon Watch- busca fortalecer la lucha de Sarayaku. La herramienta se presenta dentro de un contexto en el cual se está examinando con mayor detenimiento el efecto que las industrias extractivas y la falta de consulta previa, libre e informada, tiene los pueblos indígenas y el impacto socioambiental que ello genera a nivel nacional y regional.

“Por parte de ACT, nos complace aliarnos con CEJIL para contar la historia de un pueblo indígena de la Amazonía y su trabajo defendiendo su territorio y entorno, de cara a las injerencias de industrias petroleras y utilizando herramientas tecnológicas innovadoras de mapeo y narración digital”, dijo Rudo Kemper, geógrafo de ACT y desarrollador técnico del mapa de Sarayaku.

“El mapa ayuda a entender los impactos de la extracción petrolera y minera en pueblos indígenas de toda la región amazónica”, dijo, por su parte, Kevin Koenig, de Amazon Watch y finalizó: “Hay un nuevo boom petrolero en la Amazonía ecuatoriana para pagar la deuda con China a un alto costo en términos de derechos, biodiversidad y clima”.

Para acceder el mapa http://amazonteam.org/maps/sarayaku/