Llamamiento al Estado de Guatemala para proteger y garantizar la independencia judicial
La jueza Yassmín Barrios Aguilar ha sido amparada por la Corte de Constitucionalidad de Guatemala, dejando sin efecto las sanciones disciplinarias que habían sido impuestas en su contra, por supuestas faltas a la ética en el ejercicio de su deber. CEJIL exhorta a las autoridades guatemaltecas a impulsar un diálogo nacional que permita consensuar reformas que protejan y garanticen la independencia judicial en este país de una manera efectiva.
Publicación: 13.Marzo.2015


San José, 13 de marzo de 2015.- La jueza Yassmín Barrios Aguilar ha sido amparada por la Corte de Constitucionalidad de Guatemala, dejando sin efecto las sanciones disciplinarias que habían sido impuestas en su contra, por supuestas faltas a la ética en el ejercicio de su deber.

El pasado 10 de marzo se hizo pública la decisión del Alto Tribunal del país, anulando las sanciones pendientes contra la jueza, dictadas por el Tribunal de Honor del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala (CANG) y por la Asamblea de Presidentes de los Colegios Profesionales (APCP).

En su resolución, la CC limitó la posibilidad del tribunal gremial de conocer sobre faltas a la ética que se encuentren reguladas en el régimen disciplinario ordinario de los jueces y juezas. También resaltó que no le corresponde a dicho ente analizar la legalidad o ilegalidad de decisiones judiciales.

La jueza Barrios había sido sancionada por presuntamente haber “humillado públicamente” a uno de los abogados defensores de los ex militares Efraín Ríos Montt y Mauricio Rodríguez Sánchez, en el marco del histórico proceso por genocidio en perjuicio del pueblo Ixil.

“La decisión adoptada por el alto tribunal guatemalteco protege los derechos de la jueza Barrios y constituye un precedente importante para evitar injerencias indebidas a la independencia judicial”, declaró Marcia Aguiluz, Directora del Programa de CEJIL para Centroamérica y México. “Sin embargo, Guatemala se enfrenta a grandes retos para resguardar la independencia de la judicatura” añadió. “Nos preocupan los traslados a localizaciones remotas y las supervisiones preventivas ordenadas recientemente por la Corte Suprema de Justicia en perjuicio de jueces y juezas”.

Según la información disponible, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) realizó algunos traslados sin haber cumplido con legislación interna en lo relativo a la necesidad de motivación y audiencia previa, entre otros. Destacan los casos de las juezas de Primera Instancia Patricia Gámez y Jenny Molina.

Esta mañana, CEJIL ha remitido una carta a la CSJ en la que expresa la preocupación por sus acciones irregulares y solicita el respeto a los estándares internacionales, para que no se empleen los traslados ni otras figuras similares como represalia contra los y las operadoras de justicia.


CEJIL exhorta a las autoridades guatemaltecas a impulsar un diálogo nacional que permita consensuar reformas que protejan y garanticen la independencia judicial en este país de una manera efectiva.