Expuestas violaciones de derechos humanos e impunidad en el Estado de Guerrero
Se han presentado esta mañana ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos las graves violaciones de derechos humanos cometidas en el Estado de Guerrero desde la guerra sucia (1969 a 1979) hasta la actualidad. La audiencia se basó en las conclusiones y recomendaciones que realizó la Comisión de la Verdad del Estado de Guerrero (COMVERDAD) en su informe final presentado en octubre de 2014.
Publicación: 20.Marzo.2015

Washington, D.C., 20 de marzo de 2015.- Se han presentado esta mañana ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos las graves violaciones de derechos humanos cometidas en el Estado de Guerrero desde la guerra sucia (1969 a 1979) hasta la actualidad. La audiencia se basó en las conclusiones y recomendaciones que realizó la Comisión de la Verdad del Estado de Guerrero (COMVERDAD) en su informe final presentado en octubre de 2014.

El informe respalda la existencia de una represión generalizada y sistemática durante la guerra sucia, donde existieron violaciones graves a los derechos a la vida, a la libertad personal, a la integridad física, a la seguridad jurídica y a las garantías judiciales. Esto aún perdura y subsiste en la actualidad, según afirmaron los peticionarios CEJIL, COMVERDAD y el Centro de Derechos Humanos de la Montaña "Tlachinollan".

La Comisión Estatal de Derechos Humanos en el año 2011 registraba 52 denuncias de tortura, 41 de tratos crueles, inhumanos y/o degradantes y 275 de lesiones. “Es particularmente grave que en el estado de Guerrero se sigan reeditando violaciones a los derechos humanos. La tortura, desaparición forzada y ejecuciones extrajudiciales son, al igual que en el pasado, una práctica generalizada por parte del Estado” aseguró Viviana Krsticevic, Directora Ejecutiva de CEJIL.

A la vez los peticionarios demostraron cómo las desapariciones forzadas, la tortura y las ejecuciones extrajudiciales siguen cometiéndose en el estado de Guerrero. Dos casos significativos son las graves violaciones de derechos humanos cometidas en diciembre de 2011 contra estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, donde dos alumnos fueron ejecutados; y los eventos del 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, en la que 43 jóvenes de la misma institución fueron víctimas de desaparición forzada por parte de policías preventivos y el grupo delincuencial Guerreros Unidos.

En cuanto a la criminalización de la lucha social y hostigamiento contra defensoras y defensores de derechos humanos, las organizaciones exponentes destacaron que existen más de 14 dirigentes sociales procesados por delitos de secuestro y robo –cuatro de ellos se encuentran injustificadamente en penales federales de máxima seguridad. Por otro lado, se expuso que desde el 2010 y hasta la fecha, 13 líderes sociales han sido asesinados y, en la mayoría de los casos, las personas responsables no han sido procesadas ni condenadas.

Los peticionarios solicitaron al Estado atienda la totalidad de las recomendaciones del informe de la COMVERDAD, gestione la impresión y difusión de dicho documento e incorpore dicho informe como material de enseñanza en las escuelas Guerrero. Solicitaron a la CIDH que efectúe una visita a México durante el presente año, a fin de constatar y evaluar la grave situación de derechos humanos en el país y en Guerrero.