Estado colombiano cuestiona su responsabilidad en el caso Jineth Bedoya
Ayer se debatió en la CIDH el caso de Jineth Bedoya. El Estado de Colombia se desmarcó de la responsabilidad que se le exige, al conocer el riesgo que corría la periodista y no hacer nada por prevenirlo, algo que le advirtieron puede volver a ocurrir.
Publicación: 06.Abril.2016

Washington, 6 de abril de 2016.- Ayer se debatió ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el caso de la periodista colombiana Jineth Bedoya. El 25 de mayo del 2000, Jineth fue secuestrada, torturada y fue víctima de violencia sexual. Pese a que han pasado 16 años desde que ocurrieran los hechos, el caso permanece en la impunidad. Tras las declaraciones del Estado avalando la calidad y los resultados de su investigación penal, Jineth Bedoya fue taxativa: “Están hablando con una mujer que tiene el cuerpo marcado por la tortura. Es revictimizante escuchar lo que oigo porque es simplemente mentira. La Fiscalía me llamó para decirme que usara mi trabajo como periodista para esclarecer mi caso, y les recuerdo que es por este motivo que esa Fiscalía está siendo investigada penalmente”. El Estado negó asimismo la responsabilidad internacional en los hechos, justificando su actuacion omisa de proteccion y las deficiencias en la investigacion de las amenazas y el atentado que precedieron al secuestro. 

Las amenazas están muy bien documentadas y empiezan en el 1998, mucho antes de los hechos. El Estado conocía del riesgo, sabía que era inminente y real y no tomó medidas [de proteccion ni investigacion]”, explicó María Leoni, abogada del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), durante su interveción en la audiencia.

Jineth Bedoya fue secuestrada en la puerta de la prisión La Modelo de Bogotá, investigando actividades relacionadas al paramilitarismo en Colombia. En la actualidad, Jineth continúa en situación de riesgo y siendo víctima de amenazas de muerte ¾la más reciente la recibió en marzo de este año¾. También están siendo amenazados y están en riesgo aquéllos agresores que participaron de los ataques a Jineth y que ahora son testigos del caso.

“Nos parece preocupante que el Estado continúe realizando los mismos errores que motivaron que Jineth reclame internacionalmente”, dijo Viviana Krsticevic, directora ejecutiva de CEJIL. “Las vulneraciones de las que fue víctima Jineth operan hoy como una espada de Damocles, que la amenazan de manera continua”

CEJIL y la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), organizaciones peticionarias, denunciaron durante la audiencia las irregularidades del caso, entre las que se mencionaron la pérdida del expediente de Jineth, incluidos los primeros exámenes médicos que se le practicaron tras su rescate.

Durante la rueda de prensa que se llevó a cabo tras la audiencia, el abogado Pedro Vaca, Director de la FLIP, agregó que la actitud del Estado sólo conseguiría a profundizar la impunidad. “Detrás de estas actuaciones está el encubrimiento y la protección de agentes estatales que son responsables de los hechos, no nos queda ninguna duda. Solicitamos a la Comisión que avance el cierre de esta etapa procesal y mande el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos”, añadió.

Por su parte, la periodista, visiblemente afectada, ha calificado de “vergonzosa” la actuación del Estado colombiano hoy en la Comisión. “Es un Estado mentiroso que sigue faltándole a los derechos de las mujeres, que tiene una impunidad en los casos de violencia sexual del 98%, que no es capaz de atender efectivamente los casos de violencia sexual”. Jineth, además, explicó que el Estado la había contactado para negociar su caso. “La dignidad no se negocia”, dijo. “Me preguntaron que qué quería. ¿Qué quiero? Les repito hoy lo que quiero: quiero la verdad”.

Revisa los audios de la conferencia de Jineth Bedoya:

Audio 1

Audio 2

Audio 3

Audio 4

Audio 5