Denuncian la impunidad de graves violaciones a derechos humanos en México
Organizaciones de la sociedad civil han denunciado la impunidad de violaciones graves de derechos humanos en México frente a representantes del Estado mexicano, en el marco del 153º período de audiencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). En México el 98% de los casos denunciados se encuentran en la impunidad, esto significa que los crímenes graves que se cometen no son atendidos. De las 22.400 desapariciones forzadas que se dieron entre 2006 y 2012, no ha habido ninguna condena, de hecho desde 1977 y hasta 2005 sólo se cuentan seis sentencias condenatorias por este delito en el ámbito federal.
Publicación: 30.Octubre.2014

Washington D.C., 30 de octubre de 2014.- Organizaciones de la sociedad civil han denunciado la impunidad de violaciones graves de derechos humanos en México frente a representantes del Estado mexicano, en el marco del 153º período de audiencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En México el 98% de los casos denunciados se encuentran en la impunidad, esto significa que los crímenes graves que se cometen no son atendidos. De las 22.400 desapariciones forzadas que se dieron entre 2006 y 2012, no ha habido ninguna condena, de hecho desde 1977 y hasta 2005 sólo se cuentan seis sentencias condenatorias por este delito en el ámbito federal.

La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH),el Comité Contra la Tortura y la Impunidad (CCTI), la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste (CCDH), el Centro para el Desarrollo Integral de la Mujer (CEDIMAC), y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) presentaron estas cifras demostrando la impunidad casi total y la inacción del Estado mexicano para impartir justicia. La audiencia se enfocó particularmente en la situación de los Estados de Guerrero, Chihuahua, Chiapas y Baja California.

CEDIMAC denunció, que en el estado de Chihuahua, la actuación de las instituciones y servidores públicos responsables de la investigación y búsqueda de niñas y mujeres desaparecidas, por lo general es omisa, tardía, o cuando menos inexperta, dejando escapar momentos cruciales para la investigación, que en el tiempo no son recuperables.

En el caso del Estado de Baja California, se expuso cómo la generalidad y sistematicidad en que son perpetradas los crímenes de tortura, los convierten en crímenes de lesa humanidad -de acuerdo con el Estatuto de Roma-, razón por la cual la FIDH, la CMDPDH y la CCDHNOR, han solicitado a la Corte Penal Internacional que investigue la presunta comisión de crímenes de esa naturaleza en dicho estado entre 2006 y 2012.

CEJIL concluyó señalando la preocupación por la falta de acceso a la justicia y reparación para las víctimas y el incumplimiento del Estado Mexicano de sus obligaciones internacionales en materia de Derechos Humanos, incluso de las recomendaciones de la CIDH y las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Por ello, entre otras cosas, las organizaciones le solicitaron al Estado mexicano autorizar una visita in loco de la CIDH al país y establecer un mecanismo de rendición de cuentas sobre las acciones que se tomen para resolver los casos bajo su conocimiento vinculados con graves violaciones de derechos humanos, así como presentar pruebas concretas de los avances en la erradicación de la impunidad en México.

Felipe González, Comisionado de la CIDH evidenció: “si las denuncias del pasado se mantienen en impunidad es un mensaje claro, de que pasará lo mismo en el futuro”.

El Estado mexicano por su parte, presentó avances meramente formales sin dar respuesta al fondo a las demandas de las organizaciones.