Denuncian graves violaciones de los derechos humanos en Perú
El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) y sus contrapartes han denunciado el nombramiento del General retirado Daniel Urresti como Ministro del Interior de Perú. Urresti está siendo procesado como presunto autor mediato del asesinato del periodista Hugo Bustíos y del intento de asesinato de su compañero, Eduardo Rojas Arce. Su nombramiento como Ministro del Interior viola obligaciones internacionales del Estado.  
Publicación: 03.Noviembre.2014

Denuncian graves violaciones de los derechos humanos en Perú
El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) y sus contrapartes han denunciado el nombramiento del General retirado Daniel Urresti como Ministro del Interior de Perú. Urresti está siendo procesado como presunto autor mediato del asesinato del periodista Hugo Bustíos y del intento de asesinato de su compañero, Eduardo Rojas Arce.
Su nombramiento como Ministro del Interior viola obligaciones internacionales del Estado y así lo expuso CEJIL en una reunión de trabajo celebrada el 29 de octubre de 2014 en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ante la presencia de representantes del Estado peruano y junto con la Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH) y la Comisión de Derechos Humanos (COMISEDH).
Durante la reunión, los peticionarios también denunciaron el incumplimiento por parte del Estado peruano de los compromisos asumidos con la CIDH y las víctimas de violaciones a los derechos humanos dentro del marco del Caso del Comunicado de Prensa Conjunto (Comunicado).
En 2001, Perú y la CIDH suscribieron un Comunicado de Prensa documentando los compromisos asumidos por el Estado respecto a 165 casos de graves violaciones a los derechos humanos tramitados ante la CIDH, estando entre ellos el asesinato del periodista Hugo Bustíos.
Al momento de la firma del Comunicado, el Estado peruano manifestó que los compromisos eran muestra de una nueva política de protección de los derechos humanos en Perú. Sin embargo, a más de 13 años, el Estado peruano continúa sin dar cumplimiento a sus obligaciones. Dentro de estas obligaciones, existen órdenes de captura contra funcionarios de la fuerza pública y la reparación con viviendas a 509 víctimas y sus familiares.
Pero hasta la fecha, las órdenes de captura llevan años de emitidas y continúan sin ejecutarse, a pesar de que los procesados son militares en activo. Respecto a las viviendas, pese a las promesas hechas ante la CIDH por el Estado el día jueves 30 de octubre de transferir la propiedad a las víctimas esa misma semana, la transferencia aún no se ha ejecutado.
De acuerdo con CEJIL, APRODEH y COMISEDH, dichos incumplimientos evidencian una falta de voluntad política por parte Estado
“Los compromisos asumidos por el Perú en el Comunicado se enmarcan en procesos de solución amistosa. Su violación quebranta la confianza depositada por las víctimas y sus familiares en la voluntad política del Estado de cumplir sus obligaciones de buena fe y desmotiva este tipo de acuerdos”, afirmó Viviana Krsticevic, Directora Ejecutiva de CEJIL.

El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) y sus contrapartes han denunciado el nombramiento del General retirado Daniel Urresti como Ministro del Interior de Perú. Urresti está siendo procesado como presunto autor mediato del asesinato del periodista Hugo Bustíos y del intento de asesinato de su compañero, Eduardo Rojas Arce.

Su nombramiento como Ministro del Interior viola obligaciones internacionales del Estado y así lo expuso CEJIL en una reunión de trabajo celebrada el 29 de octubre de 2014 en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ante la presencia de representantes del Estado peruano y junto con la Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH) y la Comisión de Derechos Humanos (COMISEDH).

Durante la reunión, los peticionarios también denunciaron el incumplimiento por parte del Estado peruano de los compromisos asumidos con la CIDH y las víctimas de violaciones a los derechos humanos dentro del marco del Caso del Comunicado de Prensa Conjunto (Comunicado).

En 2001, Perú y la CIDH suscribieron un Comunicado de Prensa documentando los compromisos asumidos por el Estado respecto a 165 casos de graves violaciones a los derechos humanos tramitados ante la CIDH, estando entre ellos el asesinato del periodista Hugo Bustíos.

Al momento de la firma del Comunicado, el Estado peruano manifestó que los compromisos eran muestra de una nueva política de protección de los derechos humanos en Perú. Sin embargo, a más de 13 años, el Estado peruano continúa sin dar cumplimiento a sus obligaciones. Dentro de ellas, están pendientes el cumplimiento de órdenes de captura contra funcionarios de la fuerza pública y  el otorgamiento de viviendas a 509 víctimas y sus familiares.

Pero hasta la fecha, las órdenes de captura llevan años de emitidas y continúan sin ejecutarse, a pesar de que los procesados continuan en su función pública. Respecto a las viviendas, pese a las promesas hechas ante la CIDH por el Estado el día jueves 30 de octubre de transferir la propiedad a las víctimas esa misma semana, la transferencia aún no se ha ejecutado.

De acuerdo con CEJIL, APRODEH y COMISEDH, dichos incumplimientos evidencian una falta de voluntad política por parte del Estado. “La falta de cumplimiento de los compromisos asumidos por el Perú en el Comunicado resaltan la impunidad en la que se encuentran estos casos y constituyen una violación de los derechos de la víctimas de graves violaciones de derechos humanos en el Perú”, afirmó Viviana Krsticevic, Directora Ejecutiva de CEJIL.

Adjunto siguen dos comunicados de prensa del 31 de octubre que abordan los temas presentados dentro de la reunión de trabajo:

Enlace al comunicado completo: CEJIL, APRODEH y COMISEDH exigen al gobierno peruano poner fin a 13 años de incumplimiento de sus compromisos de justicia y reparación en 165 casos de violaciones a los derechos humanos.