La Comisión Interamericana de Derechos Humanos conduce su primera audiencia sobre el tema de niños y niñas migrantes
Ayer se inauguró el 153º Período de Sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con una audiencia sobre la situación de derechos humanos de la niñez y familias migrantes y refugiadas en Estados Unidos.
Publicación: 28.Octubre.2014

Washington, D.C., 28 de octubre del 2014.- Abogados, activistas y miembros de la sociedad civil propusieron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) recomendaciones al Gobierno de Estados Unidos sobre la crisis humanitaria a la que los niños migrantes no acompañados han de enfrentarse al llegar a la frontera sur del país.

"Hacemos un llamado a los Estados Unidos a que proporcione una protección real a estos niños no acompañados que están llegando a la frontera sur", dijo Viviana Krsticevic, Directora Ejecutiva del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL)". Antes que nada, estos migrantes son niños. El Estado debe respetar en todo momento el principio de no devolución a situaciones de peligro. Deben proteger los intereses de estos chicos por encima de todo, en lugar de colocarlos en peligro o en detención punitiva".

Durante la audiencia, los peticionarios le pidieron a representantes del Gobierno que revisaran y protegieran de manera adecuada a todos los niños no acompañados; que desarrollaran mecanismos independientes para supervisar los resultados del debido proceso y de detención; que se garantizara el derecho de todos los niños a la representación legal; y que se honrara el derecho a buscar asilo poniéndole un fin a las patrullas fronterizas y a la militarización de las fronteras. Asimismo, los peticionarios solicitaron que el gobierno de Estados Unidos participara en un grupo de trabajo donde se le diera seguimiento a las recomendaciones de la Comisión, y se pusieran las respuestas enviadas a la CIDH a la disposición del público.

En el 2009, la Comisión influyó en lograr la clausura del último centro de detención de la familia existente, T. Don Hutto. Sin embargo, durante el año pasado, dentro de los Estados Unidos se han abierto tres nuevos centros de detención familiares, en los cuales el número de familias detenidas ha aumentado de 90 a aproximadamente 4.000 y donde se han documentado abusos.

El comisionado Felipe González señaló que la detención no detiene la migración y que los Estados Unidos deberían dejar de justificar esta práctica como una medida disuasoria. Más fundamentalmente, declaró el comisionado, la detención punitiva de los niños y las familias es contraria al derecho internacional .

Recientemente, la Comisión Interamericana completó una visita para supervisar la situación de derechos humanos de las familias  y los niños y niñas migrantes en Texas del 29 septiembre al 2 octubre 2014 .

"Un aumento en el número de niños buscando protección debe ser recibido con mejores medidas de protección. En lugar de esto, el Estado ha demostrado que está tomando unos desafortunados pasos hacia atrás", dijo Viviana Krsticevic. "Esperamos que la información y el análisis que hemos ofrecido hoy ayudará a la Comisión a garantizar una vez más que todos los niños estén protegidos".