Colombia otorga nacionalidad a 24.000 niños y niñas nacidos de padres y madres venezolanos
Desde CEJIL, saludamos la decisión del Estado colombiano de otorgarle la nacionalidad a más de 24.000 niños y niñas nacidas dentro del territorio de padres y/o madres venezolanas entre el 19 de agosto de 2015 y hasta el 20 de agosto de 2021, que hasta la fecha vivían en una situación o riesgo de apatridia.
Publicación: 05.Agosto.2019

Washington, D.C. 5 de agosto, 2019.- Desde el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) saludamos la decisión del Estado colombiano de otorgarle la nacionalidad a más de 24.000 niños y niñas nacidas dentro del territorio de padres y/o madres venezolanas entre el 19 de agosto de 2015 y hasta el 20 de agosto de 2021, que hasta la fecha vivían en una situación o riesgo de apatridia.

La resolución representa un paso significativo frente a una crisis regional de movilidad humana venezolana.  A su vez, reconocemos los esfuerzos del gobierno colombiano de cumplir con sus obligaciones internacionales frente a los derechos de la nacionalidad y de la niñez. Esta decisión soluciona la limitación de acceso a sus derechos que conlleva la falta de nacionalidad.  

Pero esta decisión es de naturaleza excepcional y temporal. Desafortunadamente, Venezuela continúa atravesando una crisis humanitaria y política que obliga a que la gente salga del país. De acuerdo a cifras oficiales compartidas por ACNUR, hay más de 4 millones de personas venezolanas que se han visto forzadas a salir de su tierra a países aledaños.  Colombia ha recibido a más de 1.4 millones de estas personas.  En ese sentido, surge la preocupación de qué ocurrirá con la niñez venezolana que nace en Colombia posterior a las fechas indicadas en el documento.  

Por otra parte, el marco legal que provoca la apatridia en Colombia continúa vigente. El mismo no afecta únicamente a las personas que nacen de padres y madres de origen venezolano.  Frente a ello, somos conscientes que el gobierno colombiano se encuentra desarrollando iniciativas legislativas de naturaleza permanente, fundamentadas en los derechos humanos, que se extenderán a personas refugiadas y migrantes no venezolanas que habitan en el país.  

En ese sentido, desde CEJIL continuaremos monitoreando el desarrollo de propuestas que buscan aportar a una respuesta efectiva y comprensiva; y que otorguen una nacionalidad automática.