CEJIL y organizaciones colombianas insisten ante la CIDH sobre la necesidad de fiscalizar el proceso de desmovilizacion de paramilitares
Publicación: 28.Agosto.2009

El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) y varias organizaciones colombianas solicitaron, ayer, a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que se pronuncie de manera urgente sobre la incompatibilidad del marco jurídico del proceso de desmovilización de paramilitares con los estándares internacionales en materia de derechos humanos. En ese sentido, las organizaciones llamaron nuevamente la atención a la CIDH acerca de la ausencia de garantías respecto del derecho a la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas en el proceso que está verificando la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la OEA (MAPP/OEA). El pedido tuvo lugar en el marco del 124° período ordinario de sesiones de la CIDH que se está llevando a cabo en la sede de la organización de Estados Americanos (OEA) en Washington, D.C.

Las organizaciones presentes expresaron nuevamente su disconformidad con la manera en que se está llevando a cabo el actual proceso de desmovilización de paramilitares, y sus preocupaciones sobre la ausencia de atención a temas de derechos humanos en los informes de la MAPP/OEA acerca de este proceso. Al respecto, CEJIL y las organizaciones colombianas insistieron en la necesidad de un pronunciamiento jurídico y oficial de la CIDH acerca del marco legal del proceso de desmovilización. Esto se hace más urgente en la medida en que el nuevo informe sobre la MAPP/OEA se pronunció elogiosamente sobre el decreto que reglamenta la llamada Ley de Justicia y Paz.

Para facilitar una asesoría de la CIDH a la MAPP/OEA que contribuya a la protección y promoción de los derechos humanos en Colombia, las organizaciones presentes señalaron la importancia de que la MAPP entregue a la CIDH toda la información que aquella recoja y reciba sobre violaciones al cese de hostilidades. Asimismo, recomendaron que cada vez que haya un informe sobre la MAPP/OEA la CIDH emita un informe autónomo que analice el proceso de desarme, desmovilización y reinserción paramilitar desde la perspectiva de los derechos humanos en el cual recoja información de víctimas, organizaciones de la sociedad civil y otras instituciones como la Defensoría del Pueblo y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, además de la información que recibe de la misma MAPP. Dicho informe también debe incluir un seguimiento de la aplicación del marco jurídico de desmovilización dirigido a promover una revisión de las leyes que se están aplicando.

También se le solicitó a la CIDH que elabore un informe especial sobre el tema de tierras y desplazamiento forzado interno y transfronterizo en Colombia, tema particularmente relevante debido al trabajo de verificación que debe hacer la MAPP/OEA para la efectiva desarticulación de las estructuras paramilitares.

“Para garantizar los derechos a la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas del conflicto armado colombiano, la CIDH debe dedicarse de manera particular a estudiar la situación de los 3 millones de colombianos y colombianas que se vieron en la obligación de salir de sus lugares habituales de residencia o trabajo entre 1995 y 2005,” manifestaron las organizaciones en la audiencia. Debido a la importancia de este tema, las organizaciones solicitaron que la CIDH designe una comisión especial que realice una visita a Colombia y estudie de manera específica el tema de tierras y desplazamiento forzado.

Junto a CEJIL participaron de la audiencia, el Comité de Solidaridad con Presos Políticos, la Comisión Colombiana de Juristas, el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, el Grupo Interdisciplinario por los Derechos Humanos, Sisma Mujer, la Corporación Jurídica Libertad, la Corporación Reiniciar y la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz.