CEJIL respalda la prórroga al mandato de la CICIG
El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) se suma a las distintas voces que a nivel nacional e internacional han externado la necesidad imperiosa del mantenimiento de la CICIG, atendiendo a los grandes retos que aún enfrenta el sistema de justicia guatemalteco, los cuales han sido evidenciados por la Corte Interamericana en sus sentencias contra Guatemala.
Publicación: 22.Abril.2015

San José, 22 de abril 2015.- El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) se suma a las distintas voces que a nivel nacional e internacional han externado la necesidad imperiosa del mantenimiento de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), atendiendo a los grandes retos que aún enfrenta el sistema de justicia guatemalteco, los cuales han sido evidenciados por la Corte Interamericana en sus sentencias contra Guatemala.

 

La CICIG comenzó a operar en el año 2007 en virtud de un convenio entre las Naciones Unidas y el gobierno guatemalteco. La CICIG es un modelo único de cooperación internacional para el fortalecimiento del Estado de derecho cuya misión es apoyar a investigar y desmantelar redes criminales vinculadas con funcionarios e instituciones del Estado.

 

En sus casi ocho años de operación, la CICIG registra resultados que evidencian su  importante aporte a la justicia guatemalteca y al combate contra la impunidad. Entre estos logros destacan los señalamientos por corrupción de diversos funcionarios públicos que derivaron en su destitución, incluyendo un Fiscal General y un Director General de la Policía. Así mismo, la propuesta de reformas legislativas que suministraron al Ministerio Público herramientas de investigación y posibilitaron la implementación de Tribunales de Alto Riesgo para el juzgamiento de delitos relacionados con el crimen organizado y graves violaciones a los derechos humanos.

 

En materia de persecución penal, la Comisión ha investigado alrededor de 150 casos vinculados con el tráfico de drogas, alteración y robo de evidencias por agentes estatales; corrupción, asesinatos y lavado de dinero. Entre los más destacados, figuran el proceso contra el ex Presidente Alfonso Portillo y la reciente desarticulación de la red de defraudación aduanera, en la que están involucrados el jefe de la Superintendencia de Ad­ministración Tributaria, Omar Franco y Juan Carlos Monzón, secretario privado de la Vicepresidenta Roxana Baldetti.

 

Este año, el gobierno guatemalteco debe decidir si solicitará a las Naciones Unidas una extensión del mandato de la CICIG por dos años más. Otto Pérez Molina, Presidente de la República, afirmó que próximamente dará a conocer su decisión al respecto.

 

Consideramos que la continuidad de este órgano es vital para continuar combatiendo las estructuras criminales que minan el sistema democrático. Instamos al gobierno guatemalteco a demostrar su firme compromiso con el Estado de derecho, extendiendo el mandato de la CICIG sin ninguna modificación que limite sus facultades actuales.

(foto: lahora.gt)