CEJIL llama a enfrentar de manera decidida la deuda con las víctimas de la desaparición forzada en las Américas
Foto: Daniel Hernandez-Salazar©2010 Washington, D.C, y Costa Rica, 30 de agosto de 2013- A propósito de la conmemoración del Día Internacional del Desaparecido, CEJIL recuerda la impunidad que persiste en numerosos casos de desaparición forzada en los países del continente americano. En América Latina, todavía subsisten diversos obstáculos que impiden la justicia para las víctimas de la desaparición forzada. Así, en diversos países se encuentran vigentes leyes de amnistía, se aplican otros eximentes de responsabilidad como la prescripción o se permite el uso excesivo de los recursos judiciales para impedir que los procesos judiciales avancen.  Además, son pocos los Estados que cuentan con una adecuada tipificación del delito acorde con los estándares internacionales.
Publicación: 30.Agosto.2013

Foto: Daniel Hernandez-Salazar©2010

Washington, D.C, y Costa Rica, 30 de agosto de 2013- A propósito de la conmemoración del Día Internacional del Desaparecido, CEJIL recuerda la impunidad que persiste en numerosos casos de desaparición forzada en los países del continente americano.En América Latina, todavía subsisten diversos obstáculos que impiden la justicia para las víctimas de la desaparición forzada. Así, en diversos países se encuentran vigentes leyes de amnistía, se aplican otros eximentes de responsabilidad como la prescripción o se permite el uso excesivo de los recursos judiciales para impedir que los procesos judiciales avancen.  Además, son pocos los Estados que cuentan con una adecuada tipificación del delito acorde con los estándares internacionales.

Más allá de los obstáculos históricos, es un hecho que en la actualidad miles de personas continúan siendo víctimas de desaparición, entre otras cosas, producto de la trata de personas u otras actividades propias del crimen organizado. Por ejemplo, a inicios de este año, el Estado de México reconoció la existencia de aproximadamente 26 mil personas desaparecidas, aunque no aclaró cuantas de estas constituyen desapariciones forzadas.

CEJIL, a lo largo de su historia, ha litigado numerosos casos de personas desaparecidas ante el Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos. En estos procesos, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) ha ordenado medidas importantes para encontrar a las víctimas, para adecuar la normativa interna y para alcanzar la justicia. Desafortunadamente la deuda continúa y pocos Estados han cumplido con sus obligaciones de investigar y garantizar el acceso de las víctimas a la justicia.

En el caso de El Salvador, la Corte IDH ordenó el establecimiento de una Comisión Nacional de Búsqueda de niños y niñas desaparecidos durante el conflicto armado, si bien dicha Comisión fue creada, el plazo otorgado para su funcionamiento está pronto a vencer y se requiere de una ley de la república para garantizar su permanencia y los recursos necesarios para funcionar.

En Uruguay, la sentencia que emitió la Corte IDH en el caso Gelman, en la que se discutió sobre las desapariciones forzadas en el marco del Operación Cóndor,  estableció que la Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado, carece de efectos por su incompatibilidad con la Convención Americana y la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas y, por tanto, no puede impedir u obstaculizar la investigación y eventual sanción de los responsables de graves violaciones de derechos humanos. Sin embargo, una decisión de la Suprema Corte de Justicia desconoció lo ordenado por la Corte Interamericana.

La deuda histórica es también evidente en Guatemala, en donde solo se han logrado 9 condenas en contra de perpetradores de desaparición forzada, ello pese a que en este país, según datos de la Comisión de Esclarecimiento Histórico, aproximadamente 45.000 personas fueron víctimas de dicha práctica. La situación en Guatemala se ha agravado en virtud de la posición actual de las autoridades del gobierno que se niegan a reconocer la existencia de dicha práctica así como la competencia de la Corte Interamericana para declarar su responsabilidad internacional. En tal sentido, el Estado guatemalteco se ha negado a cumplir con algunas de las decisiones del Alto Tribunal Interamericano relacionadas con desapariciones forzadas.

Por otra parte, en Brasil, subsiste la preocupación por la vigencia de la ley de amnistía y resta además que la Cámara de Diputados apruebe la tipificación del delito de desaparición forzada en los términos ordenados por la Corte IDH en el caso Gomes Lund y otros (Guerrilla de Araguaia).

Además, urge tipificar adecuadamente la desaparición forzada en países como Perú, Panamá, República Dominicana y México. En relación con estos países, la Corte IDH ha establecido su obligación de modificar las normativas internas para que cumplan con los estándares internacionales y se proteja efectivamente los derechos de las víctimas de la desaparición forzada.

Al conmemorarse el Día Internacional del Desaparecido, CEJIL desea hacer un reconocimiento a los familiares de las miles de personas detenidas desaparecidas en los países de América. Su lucha incansable dignifica a sus seres queridos desaparecidos. Saludamos a quienes han logrado su objetivo y han encontrado a sus familiares, y reiteramos nuestra admiración hacia aquellos que continúan reclamando a sus seres queridos y exigiendo justicia.

“Los Estados tienen la obligación de escuchar la voz de los familiares de las víctimas de la desaparición forzada y cumplir con sus deberes de investigar en forma diligente estos lamentables hechos, garantizando el acceso a la justicia de estas personas y su derecho a conocer la verdad. La deuda con la justicia es todavía extensa, tiene raíces históricas y no podrá ser superada sin la voluntad expresa y decidida de las autoridades”, declaró Viviana Krsticevic, Directora Ejecutiva de CEJIL.

"El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) es una organización de defensa y promoción de los derechos humanos en el hemisferio americano. El objetivo principal de CEJIL es asegurar la plena implementación de normas internacionales de derechos humanos en los Estados miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), mediante el uso efectivo del sistema interamericano de derechos humanos y otros mecanismos de protección internacional. CEJIL es una organización no gubernamental sin fines de lucro con estatus consultivo ante la OEA, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y con calidad de observador ante la Comisión Africana de Derechos Humanos".