CEJIL condena traslado forzado de Djamel Ameziane de Guantánamo a Argelia
Washington, DC, jueves, 5 de diciembre, 2013.- Este jueves el gobierno de Estados Unidos anunció que ha trasladado a Djamel Ameziane de Guantánamo a Argelia a pesar de su temor bien fundado de persecución o tortura en su país natal, en directa contravención con las medidas cautelares ordenadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). “Desde el 2008, la Comisión Interamericana ha ordenado al Estado que no lo devuelva a Argelia, donde está en riesgo de tortura o persecución”, dijo Viviana Krsticevic, Directora Ejecutiva del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL). “El traslado forzoso de Djamel Ameziane a Argelia, efectuado por el gobierno de Estados Unidos, es una violación flagrante del derecho internacional, por lo que el Estado debe rendir cuentas”.  
Publicación: 05.Diciembre.2013

Washington, DC, jueves, 5 de diciembre, 2013.- Este jueves el gobierno de Estados Unidos anunció que ha trasladado a Djamel Ameziane de Guantánamo a Argelia a pesar de su temor bien fundado de persecución o tortura en su país natal, en directa contravención con las medidas cautelares ordenadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Desde el 2008, la Comisión Interamericana ha ordenado al Estado que no lo devuelva a Argelia, donde está en riesgo de tortura o persecución”, dijo Viviana Krsticevic, Directora Ejecutiva del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL). “El traslado forzoso de Djamel Ameziane a Argelia, efectuado por el gobierno de Estados Unidos, es una violación flagrante del derecho internacional, por lo que el Estado debe rendir cuentas”.

CEJIL y el Center for Constitutional Rights (CCR), presentaron el caso de Djamel Ameziane a la CIDH en 2008. En 2008, la CIDH emitió medidas cautelares – aún vigentes – que prohíben que Estados Unidos envíe al señor Ameziane a Argelia. En 2012, la petición de Djamel fue declarada admisible por la CIDH, convirtiéndolo en el primer caso emblemático a nivel internacional sobre el centro de detención en Guantánamo.

Djamel Ameziane, egresado universitario con dominio de varios idiomas, huyó de Argelia a principios de los noventa, escapándo de la guerra civil. Temiendo persecución debido a su etnia minoritaria beréber, buscó refugió afuera de Argelia, y vivió legalmente en Viena, Austria y Montreal, Canadá. Cuando últimamente le denegaron un refugio permanente, y temiendo la tortura o persecución en Argelia, huyó a Afganistán en 2001. Después de la invasión de EE.UU., huyó hacia Pakistán pero fue capturado y vendido por pakistaníes a las fuerzas armadas de EE.UU., quienes lo enviaron a Guantánamo en febrero del 2002.

A pesar del hecho que nunca se le imputaron cargos y que el ejército estadounidense admitió en 2008 que su detención no cumplía ningún propósito militar, fue arbitrariamente detenido en Guantánamo por casi 12 años sin cargos o juicio.

“Esta devolución forzada sólo agrava los años de sufrimiento e injusticia que Djamel Ameziane ya ha enfrentado en Guantánamo”, agregó Viviana Krsticevic.

Más información

Audiencia pública ante la CIDH – Situación de derechos humanos de las personas detenidas en la base naval de Guantánamo, Estados Unidos, 12 de marzo del 2013, período de sesiones 147.