Avances y pendientes en el caso Atenco
• A un año de la sentencia de la Corte Interamericana, las denunciantes y sus representantes, llaman al Estado mexicano a mantener su compromiso y a dar cumplimiento a la totalidad de las reparaciones ordenadas.
Publicación: 17.Diciembre.2019

San José, Costa Rica y Ciudad de México, 16 de diciembre de 2019. A un año de la notificación de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) en el caso Mujeres Víctimas de Tortura Sexual en Atenco, las 11 mujeres denunciantes y sus representantes llamamos al Estado a realizar todas las acciones necesarias para dar pronto cumplimiento a las reparaciones ordenadas en beneficio de las víctimas sobrevivientes, así como las medidas de carácter estructural, de suma importancia para la sociedad mexicana.

Transcurrido este tiempo, consideramos importante hacer un balance de los avances y los asuntos pendientes en la implementación de las medidas ordenadas por la Corte IDH, destacando el impulso dado a este proceso por parte de las mujeres. A partir de la instalación de la mesa de cumplimiento de la sentencia en abril de 2019, las sobrevivientes han participado en numerosas reuniones de trabajo con diversas instituciones para avanzar con las reparaciones, buscando que no se repitan hechos como los de este caso, caracterizado por la represión social, las detenciones arbitrarias, la tortura física, psicológica y sexual, y la impunidad.

En materia de justicia, saludamos la apertura este año de una nueva investigación por parte de la Fiscalía General de la República (FGR), en la cual las mujeres han aportado insumos. Al mismo tiempo, destacamos que, a pesar de las gestiones de la FGR, aún sigue abierta en la fiscalía local del Estado de México una investigación cuyas serias deficiencias fueron expuestas por la Corte IDH. En este sentido, enfatizamos que para una investigación completa de los hechos es indispensable que se unifique la investigación, por lo que exhortamos a las autoridades a concretar y acelerar la atracción del caso al fuero federal.

En relación a la obligación del Estado de fortalecer el Mecanismo interinstitucional contra la tortura sexual a mujeres, reconocemos el diálogo constructivo con las autoridades involucradas (coordinado por la Comisión Nacional de Víctimas), pero llamamos la atención sobre la pausa en que se encuentra el proceso desde hace más de dos meses, en espera de respuesta de las instituciones. Es así que hacemos un llamado a todas las instancias a actuar sin más demora y priorizar el cumplimiento de este punto, destacando, como han hecho las mujeres, que el impacto de esta medida alcanza a muchas otras sobrevivientes, como demuestran los casos de la campaña Rompiendo el Silencio.

Por otro lado, destacamos la falta de avances concretos de parte del Estado en la creación de un Observatorio independiente para monitorear el uso de la fuerza y la rendición de cuentas de las fuerzas policiales a nivel federal y del Estado de México, como ordenó el Tribunal Interamericano. Frente a esta situación, las mujeres y sus representantes hemos desarrollado insumos para el diseño del Observatorio, solicitando a las autoridades la apertura de una mesa de trabajo para adelantar el cumplimiento de la medida el año que entra, como marca la sentencia internacional.

Finalmente, exhortamos al Estado mexicano a tomar todas las acciones necesarias para agilizar la implementación de los aspectos pendientes para garantizar la atención de salud a las mujeres, así como a celebrar una sesión de seguimiento de la mesa de cumplimiento instalada en abril.

Tras este primer año, reconocemos la valentía y el esfuerzo de las 11 mujeres a lo largo de todo el proceso, reafirmando nuestro compromiso porque ello se traduzca a la brevedad en resultados concretos. Que nunca más, ninguna otra mujer tenga que volver a pasar por hechos como los del caso Atenco.