Audiencias de Perú ante la CIDH
Publicación: 07.Septiembre.2009

El 11 de marzo pasado el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) participó de cuatro audiencias ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para exponer sobre diferentes cuestiones relacionadas con derechos humanos en Perú. Los temas tratados fueron el cumplimiento que el Estado peruano le está dando a las recomendaciones de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), la obligación estatal de investigar y juzgar crímenes internacionales, la justicia militar y el problema de la discriminación por orientación sexual. CEJIL y la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos del Perú (CNDDHH) presentaron información y una serie de peticiones a la CIDH. Representantes del Estado peruano estuvieron presentes en todas las audiencias.

 

En la audiencia de seguimiento a las recomendaciones de la CVR, CEJIL y la CNDDHH le plantearon a la CIDH que el Estado aún tiene pendiente el cumplimiento de algunos de los compromisos asumidos en el área de justicia, reparación a las víctimas y reformas institucionales. Estas recomendaciones forman parte del informe final que la CVR presentó al Estado peruano en agosto de 2003. Se señaló específicamente que en estas áreas no se ha avanzado lo suficiente y que, incluso, en algunas se detectan retrocesos, sobre todo en la lucha contra la impunidad y las reparaciones a las víctimas. Se le pidió a la CIDH que ordene al Estado la investigación completa y efectiva de las amenazas contra defensores y defensoras de derechos humanos, víctimas, testigos y operadores de justicia derivadas del avance en los juicios por violación de derechos humanos. Asimismo las organizaciones solicitaron a la Comisión que realice una visita a Perú después del cambio de gobierno por la importancia que tiene la implementación de estas recomendaciones para la conformación de una democracia inclusiva.

 

La segunda audiencia del día trató sobre la obligación de los Estados de investigar y juzgar a responsables de crímenes internacionales. En la misma se le extendió una solicitud a la CIDH para que ésta se pronuncie respecto de la obligación que tienen los Estados miembros de la OEA de garantizar colectivamente la implementación de las decisiones de los órganos del sistema interamericano, y la obligación de investigar, juzgar y sancionar graves violaciones a los derechos humanos constitutivas de crímenes internacionales, así como de cooperar entre sí para posibilitar el cumplimiento de dicha obligación por parte de los demás Estados.

 

En cuanto a la justicia militar en Perú, las organizaciones denunciaron la existencia de legislación abiertamente incompatible con los estándares internacionales en materia de competencia, independencia e imparcialidad de los jueces. En concreto se refirieron a la ley de organización, funciones y competencia de la jurisdicción especializada en materia penal militar policial (Ley 28665) y el Código de Justicia Militar Policial (CJMP).

 

Se señaló que la Ley 28665 y el CJMP desconocen el carácter excepcional y restrictivo que debe tener la jurisdicción militar en sociedades democráticas. Según la citada ley los militares en actividad integran la jurisdicción militar. En cuanto al Código, permite que las violaciones de derechos humanos sean juzgadas por tribunales militares ya que tipifica como delitos conductas que afectan bienes jurídicos de carácter común y no militar. En este sentido, se hizo referencia a lo señalado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en cuanto a que la justicia militar sólo puede aplicarse a militares.

 

La audiencia temática para analizar la situación de discriminación por orientación sexual en Perú fue solicitada por el Estudio para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (DEMUS), el Movimiento Homosexual de Lima (MOHL) y CEJIL. Se informó sobre varias prácticas discriminatorias y violentas contra gays y lesbianas que se dan tanto en el ámbito laboral, como en la vía pública y los comercios. Se le pidió a la CIDH que aplique los estándares de otros sistemas internacionales de protección para los casos que tiene en trámite sobre temas de discriminación sexual. También se le pidió a la CIDH que inste al Estado a tomar medidas positivas para erradicar prácticas socio-culturales y discursos adversos a la libre expresión de identidades, actitudes y prácticas de género y sexuales que no se ajustan a lo heterosexual.