Se inicia proceso de búsqueda de justicia por los crímenes de la dictadura brasileña

Corte Federal admite denuncias criminales contra militares
05-09-12

Río de Janeiro y Washington DC, 4 de septiembre de 2012- El Grupo Tortura Nunca Más de Río de Janeiro, la Comisión de Familiares de Muertos y Desaparecidos Políticos, y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) expresan su satisfacción por la apertura de dos procesos penales para investigar y procesar a Sebastião Curió Rodrigues de Moura y Lício Augusto Maciel por su participación, respectivamente, en la desaparición forzada de María Célia Corrêa, Daniel Ribeiro Callado, Antônio de Pádua da Costa, Hélio Luiz Navarro de Magalhães, Telma Regina Cordeiro Corrêa, y Divino Ferreira de Souza,  integrantes de la Guerrilla de Araguaia, que siguen sin esclarecerse hasta el día de hoy. Finalmente, el 29 de agosto de 2012, la jueza federal Nair Pimenta de Castro del Segundo Juzgado Federal de la subdirección de Marabá, en el estado de Pará, Brasil, inició los procesos legales al admitir las denuncias criminales presentadas por la Fiscalía (Ministerio Público Federal).

Brasil fue condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso Gomes Lund y otros v. Brasil 2010, cuando el Tribunal ordenó que Brasil investigara y procesara a los responsables de los crímenes cometidos en Araguaia. Desde 1995, las víctimas y sus familiares han sido representadas en el caso ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos por el Grupo Tortura Nunca Más-RJ, la Comisión de Familiares de Muertos y Desaparecidos Políticos, y CEJIL.

Antes de la condena internacional, familiares de los desaparecidos políticos de Araguaia ya habían enviado solicitudes a la Fiscalía para que los crímenes fuesen investigados.

En marzo de 2012, la Fiscalía interpuso la denuncia contra Sebastião Curió y en julio de 2012 contra Lício Maciel. La reciente decisión de la jueza federal Nair Pimenta de Castro crea un marco propicio para la realización de la justicia en el país.

“Este es un paso decisivo para Brasil, ya que es la primera vez que se inicia un proceso para responsabilizar penalmente a agentes del Estado por violaciones de derechos humanos cometidas durante la dictadura militar. La admisión de las denuncias penales coloca a Brasil en sintonía con otros países de la región que iniciaron procesos de búsqueda de la verdad y justicia”, afirmó la Directora Ejecutiva de CEJIL, Viviana Krsticevic.

Para Aldo y Sabrina Creder Corrêa, familiares de María Célia y de Elmo Corrêa, también desaparecido político en Araguaia, la decisión es, por primera vez, una luz sobre los Años de Plomo: “después de tantos años de espera, de sufrimiento y de incertidumbre, una victoria- aunque parcial- que nos da a nosotros, los familiares, alguna esperanza de conocer la verdad y de alcanzar la justicia. Felicitamos, otra vez,  a la Fiscalía y el valor de la Dra. Nair que, con esa decisión plasmó su nombre en la historia de Brasil. Esperamos que este valor tenga repercusiones y no se desvanezca en las instancias superiores”. Aldo Corrêa agregó: “Nuestra esperanza no para, y la lucha y búsqueda por la verdad no pueden cesar. Mis padres no vivieron para ver ese momento, pero lo que me trae consuelo es el legado que permanece para mis hijas y nietos y las generaciones que están por venir. La justicia debe de prevalecer y la verdad salir a la luz. Los verdugos de mi hermana tienen que ser castigados y tenemos que saber dónde está.”

Las hermanas de Daniel Callado también ya esperan que otras instancias judiciales sigan el ejemplo de la jueza y de los procuradores de la Fiscalía: “Mi hermana y yo nos agitamos mucho cada vez que se publica una noticia sobre los desaparecidos políticos. La admisión de la denuncia por la  desaparición forzada de nuestro hermano (Daniel Callado) por la jueza de Marabá, Dra. Nair Pimenta de Castro, nos trae esperanza. Desgraciadamente nuestros papás no pudieron vivir este momento.” Las hermanas agregan: “Esperamos que otras instancias judiciales sigan el ejemplo de la jueza. Continuaremos luchando para que la verdad de lo que le ocurrió a Daniel sea esclarecida por la justicia.”

Terezinha Souza Amorim, hermana de Divino Ferreira de Souza, declaró: “me da esperanza la valentía de la jueza federal Maraba Nair Cristina  al haber aceptado la denuncia contra el mayor Lício Maciel y el coronel Curió por la desaparición forzada de los jóvenes que combatieron en la Guerrilla de Araguaia en el periodo de la dictadura militar.” Terezinha agregó: “lamento que mi madre ya no viva, ella falleció en el 2004, después de luchar incansablemente para encontrar a su hijo. Sin embargo, ella no verá el desenlace. Son más de 40 años de búsqueda y sufrimiento y los verdugos continúan llevando una vida normal, y peor aún, se dicen héroes. Espero que a partir de ahora prevalezca la verdad y la justica!”

Contacto en Brasil

Beatriz Affonso

Tel: 55 (21) 2533-1660

brasil@cejil.org

www.cejil.org

 

Contacto en Washington D.C

Milli Legrain

Tel 1 202 319 3000

mlegrain@cejil.org

www.cejil.org