Organizaciones abogan por dos mexicanos condenados con una confesión obtenida bajo tortura

Estado mexicano no investigó tortura
23-03-10

Washington D.C, 23 de marzo de 2010

Audiencia Mexico - Juan Garcia Cruz y Santiago Sanchez

Haga click aca para ver el video de CEJIL acerca de esta audiencia

 

Juan García y Santiago Sánchez fueron condenados a 40 años de prisión en México, con base en confesiones obtenidas bajo tortura. Organizaciones defensoras de derechos humanos pidieron a la CIDH,el 23 de marzo, que rinda su informe final acerca de este caso, presentado a ese órgano en el año 2000.

El 6 de junio de 1997, policías judiciales del Distrito Federal de México irrumpieron sin orden judicial al domicilio de ambos ciudanos mexicanos, los detuvieron de manera arbitraria e ilegal, los golpearon y los llevaron a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF). Allí los siguieron golpeando y los amenazaron de muerte para que firmaran hojas en blanco, en las que fueron escritas confesiones falsas.

Así lo reiteraron en una audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) las organizaciones representantes de las víctimas: Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), Servicios Legales, Información y Estudios Jurídicos y (SLIEJ) y Abogados y Abogadas para la Justicia y los derechos humanos.

Las confesiones obtenidas bajo tortura fueron la principal prueba para que Juan y Santiago recibieran primero una condena a tres años de prisión, por la supuesta portación de armas ilegales, y posteriormente otra sentencia de 40 años bajo los falsos cargos de haber cometido un robo, asesinar a un policía y herir a varios agentes policiales.

Audiencia Mexico PeticionariosLos representantes del Estado mexicano reconocieron que las víctimas tenían lesiones pero no iniciaron ninguna investigación pues Juan y Santiago no quisieron denunciar el hecho. Además, el Estado refutó el alegato de las organizaciones y defendió las detenciones y las sentencias condenatorias. Para los representantes del Estado este caso es “cosa juzgada”.

Según Alejandra Nuño, abogada de CEJIL, “la version de que fueron detenidos in fraganti repartiendo propaganda subversiva y visiblemente armados carece de mayor fundamento. Los únicos testimonios son los de los policias que los detuvieron y los de supuestos testigos quienes nunca dijeron haber presenciado la detencion ni los identificaron como las personas que repartían propaganda. Las víctimas presentarion diversas lesiones en todo el cuerpo que hasta el momento el Estado no ha podido explicar”.

Al menos tres documentos de instancias del Estadooficiales y dictámenes forenses certifican las múltiples lesiones que sufrieron los detenidos mientras estaban bajo la custodia de agentes policiales.

“Fueron golpeados y amenazados de muerte para que confesaran su participacion en distintos hechos delictvos y tales lesiones fueron pertpetradas directamente por funcionarios del Estado. Lamentablemente la tortura tuvo efecto ya que fue la prueba reina en la condena.

La CIDH admitió el caso de Juan García y Santiago Sánchez en octubre de 2003 y actualmente las víctimas y los representantes están a la espera del informe final.

La audiencia puede ser vista o escuchada en el siguiente link: http://www.cidh.oas.org/prensa/publichearings/Hearings.aspx?Lang=ES&Session=118

 

Contacto de prensa: Mauricio Herrera. Director de Comunicación.

(202) 319-3000 (202) 445-46-76. mherrera@cejil.org.

El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) es una organización de defensa y promoción de los derechos humanos en el hemisferio americano. El objetivo principal de CEJIL es asegurar la plena implementación de normas internacionales de derechos humanos en los Estados miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), mediante el uso efectivo del sistema interamericano de derechos humanos y otros mecanismos de protección internacional.