Estados Unidos ante la Comisión Interamericana por violaciones de derechos humanos en Guantánamo

28-10-08

Washington, DC 

 El día de hoy, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) examinó el trato del gobierno de los Estados Unidos a la totalidad de los detenidos en la prisión de la Base Naval Bahía de Guantánamo. Adicionalmente, por primera vez, la Comisión atiende la demanda de un prisionero específico detenido en la mencionada cárcel.

La CIDH convocó la audiencia para evaluar el cumplimiento de los EEUU de las medidas de protección otorgadas a favor de Djamel Ameziane, refugiado argelino quien permanece detenido de manera arbitraria en Guantánamo, y a favor de todos los prisioneros de ese centro de detención. Durante la audiencia, los representantes de los detenidos destacaron la situación en la que se encuentran las aproximadamente cincuenta personas privadas de libertad, quienes no pueden ser repatriados a sus países de origen sin poner en riesgo su seguridad o su libertad.

Abogados del Centro por los Derechos Constitucionales (CCR) y del Centro por la Justicia y el Derecho International (CEJIL) expusieron el caso del Sr. Ameziane y de los otros detenidos. El Coronel retirado Morris Davis, ex Fiscal en Jefe de las comisiones militares en la Bahía de Guantánamo, brindó testimonio sobre las deficiencias en los procesos ante las comisiones militares llevadas a cabo en la base. Representantes del Departamento de Estado (Ministerio de Relaciones Exteriores de EEUU) representaron al gobierno en la audiencia.

CCR y CEJIL afirmaron que los prisioneros no cuentan aún con un acceso efectivo a la justicia norteamericana. En este sentido, señalaron que los recursos de habeas corpus han estado paralizados durante años. Asimismo, las organizaciones expresaron su preocupación por la persistencia de prácticas que bajo el derecho internacional constituyen tratos inhumanos y degradantes o tortura. Más aún, llamaron la atención sobre la normativa que pretende garantizar la impunidad de los agentes estatales que cometieron u ordenaron tortura en Guantánamo.

CCR y CEJIL solicitan a los EEUU que asuma su responsabilidad respecto de los aproximadamente 50 prisioneros que no pueden retornar a sus países por riesgo de ser torturados o perseguidos y que llevan más de seis años detenidos sin ser acusados de crimen alguno, y a los terceros países para que extiendan su generosidad para que estos prisioneros dejen Guantánamo de manera segura.

“La comunidad internacional puede jugar un papel importante en el cierre de Guantánamo y en la lucha por la vida y la libertad de estos hombres, quienes han permanecido detenidos injustamente y maltratados durante casi siete años”, dijo Emi MacLean, abogada del CCR. “Tenemos la esperanza de que con el cambio inminente del Presidente de los EEUU, este país pueda rectificar sus errores y que la comunidad internacional ofrezca la asistencia necesaria para asegurar la protección de los derechos humanos de los detenidos”.

De acuerdo con CCR, los aproximadamente 50 prisioneros de Guantánamo que no pueden regresar a sus países han permanecido detenidos sin ser acusados de ningún delito. Sin embargo, continúan en la base porque ni los EEUU ni ningún otro país les ha ofrecido protección humanitaria. Los detenidos en riesgo provienen de países que incluyen a Uzbekistán, Siria, Tajikistan, China, Argelia, Libia, los Territorios Ocupados Palestinos y Túnez.

Los abogados defensores dijeron que las amenazas a la vida e integridad de los detenidos son reales. El gobierno estadounidense ha enviado cerca de 40 hombres a países con altos índices de violaciones de derechos humanos, como Rusia, Libia y Túnez. Esto sin antes determinar el nivel de riesgo que dichas repatriaciones conllevan.

“No cabe duda de que Guantánamo es un problema creado por los Estados Unidos,” expresó Michael Camilleri, abogado de CEJIL. “Pero estos hombres, cuya integridad y seguridad está en riesgo si son devueltos a sus países de origen, no deberían seguir pagando con su detención arbitraria e indefinida, por las decisiones erróneas del gobierno estadounidense. Pedimos a la comunidad internacional, incluyendo a los países miembros de la OEA, que abran sus puertas y ofrezcan protección humanitaria a las aproximadamente 50 personas que enfrentan esta situación de riesgo.”

La primera vez que la CIDH otorgó medidas de protección para los detenidos en Guantánamo fue en 2002. Desde entonces este organismo internacional en reiteradas ocasiones ha exhortado al gobierno estadounidense a garantizar los derechos de los privados de libertad al acceso a tribunales competentes e imparciales, a un trato humano y a no ser enviados a países donde corren riesgo de ser torturados.

El ex fiscal y coronel Morris Davis, quien renunciara a su cargo en octubre de 2007, desde entonces se ha convertido en un constante crítico de la falta de imparcialidad e independencia de las comisiones militares, en particular en la admisión de evidencia obtenida a través de la tortura.

Dijo el coronel retirado Davis, “No me cabe duda que los Estados Unidos condenaría a cualquier país que use este tipo de evidencia en contra de un ciudadano estadounidense. Pero, ¿cómo podemos condenar estas conductas cuando nosotros mismos las permitimos?”

 

Si quiere escuchar la audiencia celebrada el día de hoy visite el siguiente link: http://www.cidh.org/Audiencias/133/A24Guantanamo.mp3

 

Contactos: Nancy Marín 1-202-319-3000 nmarin@cejil.org (español/portugués)

Jen Nessel, 1-212-614-6449, jnessel@ccrjustice.org (inglés)

 

Establecida en 1959, la CIDH es un órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos, de la cual los Estados Unidos es miembro, y es responsable por la promoción y protección de los derechos humanos en el hemisferio. Para más información sobre la Comisión, visite www.cidh.org.

 

Para más datos sobre los refugiados en Guantánamo, visite http://ccrjustice.org/refugees, y para más información y documentos sobre el trabajo del CCR en el caso del Sr. Ameziane, haga click aquí.

 

CEJIL es una organización no gubernamental sin fines de lucro con estatus consultivo ante la Organización de Estados Americanos (OEA), la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y con calidad de observador ante la Comisión Africana de Derechos Humanos. Visite www.cejil.org.

 

El Centro por los Derechos Constitucionales (Center for Constitutional Rights) se dedica al avance y protección de los derechos garantizados en la Constitución de los Estados Unidos y en la Declaración Universal de Derechos Humanos. Fundada en 1966 por abogados que representaban al movimiento de derechos civiles en el sur de EEUU, CCR es una organización legal y educativa sin fines de lucro comprometida al uso creativo del derecho como una fuerza positiva para el cambio social. Para obtener más información sobre CCR y su trabajo en contra de la detención ilegal, tortura y abuso en Guantanamo, visite www.ccrjustice.org.