CEJIL y otras organizaciones

Seis meses después de la desaparición de los 43 estudiantes en México la ciudadanía y comunidad internacional todavía buscan justicia

Seis meses después de la desaparición forzada de los 43 estudiantes en Guerrero, México, las organizaciones internacionales de derechos humanos firmantes expresamos nuestra preocupación frente a las muchas interrogantes que se mantienen sin respuesta. Mientras la investigación sobre la desaparición de los estudiantes continúa, llamamos al gobierno mexicano que dé su completo apoyo a la labor del recientemente constituido Grupo Interdisciplinario de Expertos y Expertas Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos—al que le ha sido encargada la revisión del caso—y que implemente sus recomendaciones.

Mié, 25/03/2015

26 de Marzo de 2015.-Seis meses después de la desaparición forzada de los 43 estudiantes en Guerrero, México, las organizaciones internacionales de derechos humanos firmantes expresamos nuestra preocupación frente a las muchas interrogantes que se mantienen sin respuesta. Mientras la investigación sobre la desaparición de los estudiantes continúa, llamamos al gobierno mexicano que dé su completo apoyo a la labor del recientemente constituido Grupo Interdisciplinario de Expertos y Expertas Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos—al que le ha sido encargada la revisión del caso—y que implemente sus recomendaciones.

El 19 de marzo, el GIEI publicó un informe sobre su primer viaje a México (1-19 de marzo). Las peticiones iniciales del Grupo fueron: 1) continuar la búsqueda de los estudiantes desaparecidos; 2) que el caso sea tratado como un caso de desaparición forzada; 3) asegurar la preservación de la evidencia; 4) que el gobierno otorgue asistencia médica a las personas afectadas por este crimen, incluyendo a familiares de las víctimas y a Aldo Gutiérrez, el estudiante que continúa en coma por las lesiones sufridas durante el ataque de septiembre; y 5) garantizar que el Grupo tenga acceso a toda la información que necesite, incluyendo una copia digital del expediente judicial, y una entrevista con los militares del 27º batallón del Ejército (en Iguala, Guerrero).

Las recomendaciones iniciales del GIEI van desde ampliar el uso de imágenes satelitales registradas en las noches del 26 y 27 de septiembre, hasta instar al Congreso mexicano a aprobar rápidamente legislación sobre desaparición forzada basada en estándares de derecho internacional de los derechos humanos.

Reconocemos que la nueva Procuradora General de la República, Arely Gómez González, se reunió con el GIEI el 4 de marzo y aseguró al Grupo que el caso de los estudiantes de Ayotzinapa se mantiene abierto. Sin embargo, manifestamos nuestra preocupación por los recientes intentos del gobierno mexicano por deslegitimar y no tomar en cuenta las recomendaciones y observaciones de las organizaciones internacionales de derechos humanos, como por ejemplo los informes del Relator Especial sobre la Tortura de Naciones Unidas y del Comité contra la Desaparición Forzada de Naciones Unidas.

Mientras el GIEI continúa con su asistencia técnica, solicitamos al gobierno mexicano que cumpla con las peticiones iniciales hechas por los expertos para que puedan continuar con su labor y que implemente oportunamente sus recomendaciones preliminares. La respuesta del gobierno mexicano al GIEI y sus recomendaciones enviará una fuerte señal a los ciudadanos mexicanos y la comunidad internacional sobre el verdadero compromiso del país con la verdad, la justicia y el respeto de los derechos humanos.

Atentamente:

Amnistía Internacional

Brigadas Internacionales de Paz (PBI)

Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL)

 

Coordinación Alemana por los Derechos Humanos en México


Fundación para el Debido Proceso (DPLF)

Grupo de Trabajo para Asuntos Latinoamericanos (LAWG)

JASS (Asociadas por lo Justo)

Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA)

Robert F. Kennedy Human Rights

CEJIL presenta nuevo documento de coyuntura sobre el proceso de selección de integrantes de la Comisión y la Corte IDH

En este documento, CEJIL comparte su reflexión sobre el proceso de selección de integrantes de la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

También recoge propuestas para mejorar los mecanismos de selección a nivel nacional e internacional, ofreciendo los mismos como aportes para futuros debates entre los Estados, órganos políticos de la OEA, Comisión y Corte, sociedad civil y otros interesados.

El documento es ahora accesible online.

Jue, 19/03/2015

En este documento, CEJIL comparte su reflexión sobre el proceso de selección  de integrantes de la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos y recoge  propuestas para mejorar los mecanismos de selección a nivel nacional e internacional, ofreciendo los mismos como aportes para futuros debates entre los Estados, órganos políticos de la OEA, Comisión y Corte, sociedad civil y otros interesados. Descargue la publicación aquí.

Directora Ejecutiva de CEJIL inaugura red regional luchando en contra de la apatridia durante el evento del ACNUR

El martes 18 de noviembre, el Centro por la Justicia y el Derecho International (CEJIL) inauguró la Red de las Américas sobre Nacionalidad y Apatridia en el evento del ACNUR "Saliendo de las sombras : poniendo un fin a la apatridia en las Américas". Puedes leer el discurso de Viviana Krsticevic, Directora Ejecutiva de CEJIL haciendo clic sobre el enlace de más información. También puedes visitar el sitio web de la red: www.americasns.org.

Mié, 19/11/2014

Su Excelencia, Comisionado Guterres.

Estimados panelistas, representantes de los Estados, organismos internacionales, colegas de la sociedad civil, señoras, caballeros y niños.

En el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional, estamos agradecidos de haber sido invitados por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados a conmemorar el 60 aniversario de la adopción de la Convención de la ONU sobre el Estatuto de los Apátridas.

Hemos aprendido en los últimos 15 años, a partir de nuestra experiencia de primera mano en la República Dominicana acompañando a niños y familias en el proceso de litigio internacional, que las personas que carecen de una nacionalidad son susceptibles a mayor marginalización, discriminación e inseguridad.
Es doloroso que a las personas que representamos, y millones más como ellas, se les diga que simplemente no existen.
Por ser apátridas, se les niegan los derechos más básicos: muchos no pueden registrar el nacimiento de sus propios hijos, casarse, recibir atención médica, conseguir un trabajo, abrir una cuenta bancaria, viajar fuera del país, ir a la escuela, o sentirse seguros.

A pesar de que las situaciones de apatridia son poco comunes en las Américas, afectan a más de doscientas mil personas. Los números no son tan altos como en otras regiones, pero reconocen que "Una sola persona apátrida es demasiado".

En nuestro continente, muchas situaciones merecen un examen más detallado, ya que pueden afectar al acceso al derecho a la nacionalidad. Éstas incluyen el registro de nacimiento, disposiciones discriminatorias de género de las leyes de ciudadanía, prácticas discriminatorias en la determinación de la nacionalidad, y la situación de los niños nacidos de padres que carecen de documentos de identidad válidos, entre otras.

Comisionado Guterres, admiramos su compromiso hacia las personas apátridas en todo el mundo. Su presencia en nuestro hemisferio envía un fuerte mensaje sobre la importancia de abordar este tema a través de un plan integral y bien estructurado.
Su determinación nos da la esperanza de que hayamos llegado a un punto de inflexión en el que seremos capaces de erradicar la apatridia en todo el mundo.
En las Américas, estamos en una posición única para hacer frente a los desafíos que nos prepara la próxima década. El compromiso de respetar el "derecho a la nacionalidad para todos" fue consagrado en los instrumentos fundamentales para la protección de los derechos humanos en las Américas. Tanto la Declaración Americana de 1948 (sobre los Derechos y Deberes del Hombre) y la Convención Americana sobre Derechos Humanos de 1969 crean un marco global para la protección del derecho a una nacionalidad.

Además, la mayoría de los países de la región ofrecen una aplicación generosa y combinada de los principios del ius soli y jus sanguinis para la adquisición de la nacionalidad, lo que permite obtener la nacionalidad a través del suelo o de la sangre, lo que disminuye significativamente el riesgo de apatridia.
Nuestra institución regional multilateral, la Organización de los Estados Americanos y sus órganos de derechos humanos, han tomado medidas para abordar la apatridia en la región. La Asamblea General de la OEA ha pedido a los Estados miembros ratificar (o adherir a) las convenciones de la ONU sobre la apatridia , y ajustar sus políticas nacionales.

También tenemos un claro ejemplo del papel que pueden desempeñar órganos regionales de derechos humanos. La Corte Interamericana de Derechos Humanos ha analizado el derecho a la nacionalidad en dos opiniones consultivas y varios casos. La Comisión ha abordado la cuestión desde los años 70.
Asimismo, en algunos países de la región se han adoptado importantes medidas en los últimos años. Argentina ha ratificado la Convención de 1961. Surinam ha modificado recientemente su legislación para eliminar la discriminación de género en el acceso a la ciudadanía, México adoptó un procedimiento nacional para la determinación del estatuto de los apátridas. Uruguay está considerando un proyecto de ley para lograr este objetivo en el corto plazo. Otros países podrían seguir pronto.

Con este marco en mente, un grupo de organizaciones de la sociedad civil, iniciativas académicas e individuos se han unido para participar en el Plan de Acción Mundial de la ACNUR con el fin de erradicar y prevenir la apatridia en los próximos 10 años.

Es con gran placer que hoy les anuncio formalmente el lanzamiento de la Red de las Américas sobre la nacionalidad y la apatridia. Me gustaría ofrecer un agradecimiento especial a la Fundación Open Society por su apoyo, a Dilcia Yean, Violeta Bosico, y los otros niños y familias que representamos, y a la defensora incansable de los derechos humanos Sonia Pierre, por inspirar tanto nuestras acciones a lo largo de los años.

A través de esta plataforma vamos a trabajar de la mano con el ACNUR con el fin de crear conciencia sobre este tema, identificar los riesgos, apoyar a las personas apátridas, cooperar con los estados, e intercambiar información con las organizaciones hermanas de todo el mundo.

Creemos firmemente, que la nacionalidad es la puerta que abre el derecho a tener derechos.Creemos que juntos podemos cambiar las realidades. Abrazamos la visión compartida de un mundo en el que todo el mundo tiene una nacionalidad.

Al igual que usted, señor Comisario Guterres, insistimos en que es el momento de poner fin a la injusticia de la apatridia. Usted puede contar con todos los miembros de la Red de las Américas para ayudar a que esto sea posible.

Gracias.

Defensor de derechos humanos en Venezuela golpeado por la policía

 

El defensor de derechos humanos Luis Uzcátegui reportó haber sido atacado y golpeado cerca de su domicilio, por cuatro personas dos de las cuales eran policías el pasado lunes 17 de octubre. Esta agresión es una retaliación, asegura la víctima, por sus denuncias y demandas de justicia hechas a raíz del asesinato de su hermano, Nestor José Uzcátegui, por un policía en el 2001.
Según queda recogido en el comunicado de acción urgente que ha publicado Amnistía Internacional, Luis Uzcátegui fue a denunciar el ataque al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalistas (CICPC) inmediatamente después de los hechos. Mientras cursaba la denuncia pudo observar cómo los mismos policías que le habían agredido estaban hablando con miembros del cuerpo de investigación. Luis fue retenido durante nueve horas sin poder acceder a un abogado ni hacer llamada alguna. Durante este tiempo varios oficiales de policía intentaron disuadirle de que retirara la denuncia a cambio de dejarle en libertad, no permitiendo a su vez que recibiera asistencia médica, a pesar de haber perdido una muela y presentar varias contusiones.
Luis Uzcátegui es miembro fundador del Comité Pro Defensa de los Derechos Humanos Familiares Víctimas del Estado Falcón (COPRODEH) y miembro del Comité Pro Defensa de Víctimas de Violaciones de Derechos Humanos del Ciudadano Público (COPROVIDH).
Como sus representantes ante el Sistema Interamericano, CEJIL y COFAVIC enviaron esta información a la Corte Interamericana de Derechos Humanos el pasado 28 de octubre en el marco de las medidas provisionales que cursan ante el tribunal desde 2002 para la protección de Uzcátegui. En 2011 la Corte Interamericana determinó la responsabilidad internacional de Venezuela por la ejecución extrajudicial de Nestor José Uzcátegui y la violación a los derechos humanos de Nestor y su familia, incluyendo los actos de hostigamientos y las amenazas de las que fue víctima Luis Uzcátegui por denunciar la ejecución de su hermano.

 

Según un comunicado de acción urgente  publicado por Amnistía Internacional, el defensor de derechos humanos Luis Uzcátegui reportó haber sido atacado y golpeado cerca de su domicilio, por cuatro personas-dos de las cuales eran policías el pasado lunes 17 de octubre. Esta agresión es una retaliación, asegura la víctima, por sus denuncias y demandas de justicia hechas a raíz del asesinato de su hermano, Nestor José Uzcátegui, por un policía en el 2001.

 

 

Jue, 06/11/2014

El defensor de derechos humanos Luis Uzcátegui reportó haber sido atacado y golpeado cerca de su domicilio, por cuatro personas-dos de las cuales eran policías el pasado lunes 17 de octubre. Esta agresión es una retaliación, asegura la víctima, por sus denuncias y demandas de justicia hechas a raíz del asesinato de su hermano, Nestor José Uzcátegui, por un policía en el 2001.

Según queda recogido en el comunicado de acción urgente que ha publicado Amnistía Internacional, Luis Uzcátegui fue a denunciar el ataque al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalistas (CICPC) inmediatamente después de los hechos. Mientras cursaba la denuncia pudo observar cómo los mismos policías que le habían agredido estaban hablando con miembros del cuerpo de investigación. Luis fue retenido durante nueve horas sin poder acceder a un abogado ni hacer llamada alguna. Durante este tiempo varios oficiales de policía intentaron disuadirle de que retirara la denuncia a cambio de dejarle en libertad, no permitiendo a su vez que recibiera asistencia médica, a pesar de haber perdido una muela y presentar varias contusiones.

Luis Uzcátegui es miembro fundador del Comité Pro Defensa de los Derechos Humanos Familiares Víctimas del Estado Falcón (COPRODEH) y miembro del Comité Pro Defensa de Víctimas de Violaciones de Derechos Humanos del Ciudadano Público (COPROVIDH).

Como sus representantes ante el Sistema Interamericano, CEJIL y COFAVIC enviaron esta información a la Corte Interamericana de Derechos Humanos el pasado 28 de octubre en el marco de las medidas provisionales que cursan ante el tribunal desde 2002 para la protección de Uzcátegui. En 2011 la Corte Interamericana determinó la responsabilidad internacional de Venezuela por la ejecución extrajudicial de Nestor José Uzcátegui y la violación a los derechos humanos de Nestor y su familia, incluyendo los actos de hostigamientos y las amenazas de las que fue víctima Luis Uzcátegui por denunciar la ejecución de su hermano.

Realización de Justicia en Brasil por delitos graves de Derechos Humanos

El Centro por la Justicia y los Derechos Humanos (CEJIL), ha informado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre los obstáculos legales que ha impedido la realización de justicia por los crímenes cometidos por la dictadura de Brasil.

La persecución penal de los crímenes del pasado cometidos por agentes públicos y privados, civiles y militares, involucrados en la violencia contra los ciudadanos, no deja de encontrarse con barreras en el proceso judicial de Brasil.

Vie, 31/10/2014

Brasil CIDH Audiencias 153 POSWashington, D.C. 31 de Octubre.- El Centro por la Justicia y los Derechos Humanos (CEJIL), informó esta mañana a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre los obstáculos legales que ha impedido la realización de justicia por los crímenes cometidos por la dictadura de Brasil.

La persecución penal de los crímenes del pasado cometidos por agentes públicos y privados, civiles y militares, involucrados en la violencia contra los ciudadanos, no deja de encontrarse con barreras en el proceso judicial de Brasil.

Tras pronunciarse la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el Caso Gomes Lund y otros vs. Brasil, los fiscales federales llevaron a cabo cerca de 200 investigaciones criminales e individualizadas presentado 10 casos penales, de las cuales sólo una avanzó hasta llegar a la etapa de la audiencia de los testigos donde se encuentra en la actualidad.

CEJIL enfatizó ante la Comisión Interamericana que para el Estado brasileño la realización de justicia en los casos de la dictadura militar fortalece la democracia del país. La responsabilidad de los implicados en los crímenes de la dictadura, es un elemento fundamental para reprimir la reincidencia de golpes de Estado y el derrumbamiento de gobiernos democráticamente elegidos, ya sea en el pasado o en cualquier momento en la historia.

Sin embargo, los miembros del Poder Judicial brasileño aplican la Ley de Amnistía extendida a actores directos involucrados en la violencia vivida en el país así como también usan el instituto jurídico de la prescripción, siendo ambas acciones consideradas obstáculos legales para la persecución penal de los crímenes de la dictadura.

CEJIL presentó estas circunstancias ante miembros del estado brasileño y la Comisión, contando con la participación del Fiscal Federal Marlon Weichert, experto en justicia transicional.

Mensaje de Viviana Krsticevic sobre la sentencia del Caso Personas Dominicanas y Haitianas Expulsadas vs República Dominicana

Quiero compartir mi alegría por el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso de Personas dominicanas y haitianas expulsadas vs. República Dominicana.

La Corte aclaró varios temas de gran trascendencia para el país y el continente: el alcance del derecho a la nacionalidad, la garantía de la igualdad y la no discriminación, los derechos de las personas nacidas en el país y de aquéllas que se encuentran en una situación migratoria irregular, entre otras.

Vie, 24/10/2014

Quiero compartir mi alegría por el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso de Personas dominicanas y haitianas expulsadas vs. República Dominicana.

La Corte aclaró varios temas de gran trascendencia para el país y el continente: el alcance del derecho a la nacionalidad, la garantía de la igualdad y la no discriminación, los derechos de las personas nacidas en el país y de aquéllas que se encuentran en una situación migratoria irregular, entre otras.

Como resultado de más de una década de proceso contencioso internacional, fue posible establecer que nuestros representados, en su mayoría dominicanos -17 de las 23 víctimas del caso, varios de ellos niños, nacieron en la República Dominicana­-, fueron expulsados de su propio país sin garantías, por el color de su piel, en violación a los derechos que les otorga la Convención Americana y otros tratados internacionales de derechos humanos.

El Tribunal Interamericano estudió detalladamente la práctica, la jurisprudencia y la legislación migratoria, y reafirmó lo sostenido en el caso de las niñas Yean y Bosico: la normativa no puede aplicarse o interpretarse como un modo de limitar el derecho a la nacionalidad de las personas nacidas en el país en función de la situación migratoria de sus padres. Más puntualmente, cuestionó el razonamiento del Tribunal Constitucional (TC/0168/13) en su decisión sobre la materia por sus efectos discriminatorios y la posibilidad de convertir en apátridas a cerca de doscientas mil personas. Adicionalmente, la Corte planteó que deben quedar sin efecto partes de la ley que intenta resolver la crisis de derechos generada por la sentencia del Tribunal Constitucional en la medida en la que trata a millares de personas como extranjeras aun cuando nacieron en la República Dominicana. La Corte es clara en determinar que los reclamantes del caso que nacieron en el país deben contar con la nacionalidad dominicana.

La Corte ha emitido decisiones sobre muchos países y situaciones diferenciadas. Decisiones que son de cumplimiento obligatorio según lo establecido en la Convención Americana.

Varios tribunales constitucionales y altas cortes del continente han cambiado su jurisprudencia en virtud del diálogo jurisprudencial y, en ocasiones, el control que ejerce la Corte Interamericana. En Argentina, Perú, Chile, Colombia, México -entre otros-, ha habido pasos importantes en este sentido. Más aún, países como Chile y México, han modificado sus propias constituciones como resultado de casos de libertad de expresión y graves violaciones a los derechos humanos.

República Dominicana se comprometió a cumplir con las obligaciones establecidas en el tratado en el año 1978, aceptó la jurisdicción obligatoria de la Corte en el año 1999 y durante 15 años ha comparecido ante el Tribunal y ha expresado de diversas maneras su interés en fortalecer la protección internacional de los derechos.

Por ello, nuestra expectativa y esperanza, se centra en que los distintos poderes del Estado, empezando por las más altas autoridades, respondan a la decisión del Tribunal con serenidad y con el compromiso democrático de garantizar los derechos humanos cumpliendo a cabalidad la sentencia. Esperamos de República Dominicana lo que esperamos del resto de la región. Ni más ni menos. A las personas interesadas en el tema, les pido encarecidamente que lean la decisión y que apoyen desde sus diferentes espacios este trabajo por la dignidad.

La decisión expresa la vocación protectora de derechos del último tribunal de justicia de la región. No se trata de un señalamiento en contra del país o una afrenta a su soberanía,  sino de un ejercicio de resguardo de derechos en el ámbito internacional.  A pesar de la decisión de rechazo de este fallo anunciado el día de ayer por parte de las autoridades de gobierno, esperamos que podamos sentarnos prontamente con las autoridades para iniciar una nueva etapa de dialogo.

Éste es uno de los momentos donde recordamos con añoranza y satisfacción a nuestra amiga y colega, Sonia Pierre, quien lideró en vida muchos de los debates y luchas en contra de la discriminación de los dominico-haitianos.

El Pueblo Kichwa de Sarayaku muestra preocupación frente al segundo aniversario de la Sentencia emitida por la Corte IDH

A dos años de la decisión, Ecuador se resiste a cumplir con el derecho a la consulta a los pueblos indígenas y a desarrollar legislación para el ejercicio de ese derecho

Puyo y Washington D.C 25 de julio del 2014- El Pueblo Kichwa de Sarayaku y sus representantes frente a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), el abogado Mario Melo y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), en el segundo aniversario de la Sentencia de la Corte, hecha pública el 27 de julio de 2012, mostramos preocupación por los aspectos pendientes en materia de cumplimiento de las reparaciones que fueran dictadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).

Vie, 25/07/2014

Pueblo indígena de SarayakuPuyo y Washington D.C 25 de julio del 2014- El Pueblo Kichwa de Sarayaku y sus representantes frente a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), el abogado Mario Melo y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), en el segundo aniversario de la Sentencia de la Corte, hecha pública el 27 de julio de 2012, mostramos preocupación por los aspectos pendientes en materia de cumplimiento de las reparaciones que fueran dictadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).

En su decisión, la Corte IDH determinó que el Estado ecuatoriano no había respetado el derecho a la consulta previa, libre e informada del pueblo Kichwa de Sarayaku cuando, en 1996, dio en concesión gran parte del territorio del pueblo a la empresa petrolera argentina CGC. Tampoco se realizaron los estudios sociales y ambientales correspondientes. Con ello se violaron los derechos a la consulta, propiedad e identidad cultural estipulados en la Convención Americana de Derechos Humanos en perjuicio de Sarayaku.

Por ello, la Corte ordenó importantes reparaciones a favor del Pueblo Kichwa de Sarayaku, que incluyeron reparaciones económicas; medidas de restitución, incluyendo la extracción de los 1,400 kilos de explosivos que la empresa petrolera dejó en el territorio de Sarayaku; medidas simbólicas, como la difusión de la sentencia y la realización de un acto de disculpas públicas; y garantías de no repetición.

Entre estas últimas, la Corte ordenó que el Estado debía consultar al Pueblo de Sarayaku de forma previa, adecuada, efectiva y de plena conformidad con los estándares internacionales aplicables en la materia, en el eventual caso que se pretendiera realizar alguna actividad o proyecto de extracción de recursos naturales en su territorio. A pesar de lo anterior, la Secretaría de Hidrocarburos del Ecuador hizo pública información según la cual estaría analizando una oferta de la empresa petrolera Andes Petroleum Ecuador Ltd. referida al Bloque petrolero  79, cuya concesión afectaría a unas 6,790 hectáreas de territorio de Sarayaku. De concretarse la adjudicación, el Estado habría reincidido en la violación de derechos humanos por la que fue condenado por la Corte IDH, pues no ha realizado ningún proceso de consulta a Sarayaku al respecto.

Además, la Corte ordenó al Ecuador “adoptar las medidas legislativas, administrativas o de otra índole que sean necesarias para poner plenamente en marcha y hacer efectivo, en un plazo razonable, el derecho a la consulta previa de los pueblos y comunidades indígenas y tribales y modificar aquellas que impidan su pleno y libre ejercicio, para lo cual debe asegurar la participación de las propias comunidades”.

En este sentido, la Corte elaboró de manera muy detallada los estándares internacionales que deben ser respetados cuando los Estados realicen la consulta con los pueblos y comunidades indígenas frente a proyectos de desarrollo.

Si bien el Ecuador ha avanzado con el pago de las reparaciones económicas a Sarayaku, y la realización de algunas medidas simbólicas de reparación, la posición del Estado es que no precisa desarrollar legislación relativa al derecho a la consulta. Para mantener esa posición, el Ecuador se ampara en la existencia del “Reglamento para la Ejecución de la Consulta Previa Libre e Informada en los Procesos de Licitación y Asignación de Bloques Hidrocarburíferos”, aprobado por Decreto Ejecutivo 1247 de 19 de julio de 2012. De acuerdo al gobierno, el Decreto cumple con la reparación ordenada por la Corte.

Sin embargo, como señala Viviana Krsticevic, Directora Ejecutiva de CEJIL, “el Decreto Ejecutivo 1247 no cumple con los estándares establecidos por la Corte en la sentencia, además de ser anterior a la emisión de la misma, y no haber sido adoptado con la participación de las comunidades indígenas”.

En el mismo sentido, apunta Mario Melo, aduciendo que “al estar el derecho a la consulta incluido en la Constitución ecuatoriana, y afectar derechos fundamentales, el mismo debía estar regulado por Ley Orgánica y no por medio de un Decreto”.

De manera adicional, la aplicación del Decreto ha generado fuertes críticas del movimiento indígena del Ecuador, así como conflictos sociales con las comunidades a las cuales se les ha aplicado.

Al respecto, el Comité de Derechos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas recomendó al Ecuador el 30 de noviembre de 2012, que considere suspender la aplicación del Decreto 1247 y diseñe medidas legislativas junto con los pueblos indígenas, para regular el derecho a la consulta de acuerdo a lo ordenado por la Corte IDH en el caso Sarayaku.

Con base en lo anterior, Sarayaku y sus representantes instamos al Estado ecuatoriano a tomar medidas para tramitar una ley relativa al derecho a la consulta en conjunto con los pueblos indígenas del Ecuador, de acuerdo a los estándares desarrollados por la Corte IDH en la Sentencia del caso. Esta es para Sarayaku la reparación más importante, por cuanto evitaría la repetición de las violaciones cometidas no sólo contra ellos sino contra sus pueblos hermanos en el Ecuador, y constituiría un precedente importante para todos los pueblos indígenas de América.

Más información sobre el caso:

Contacto en Washington DC

Viviana Krsticevic

Directora Ejecutiva CEJIL

Vkrsticevic@cejil.org

Tel. (1)202 319 3000

 

Contactos en Ecuador

Félix Santi, Presidente de Pueblo Kichwa de Sarayaku

tayjasaruta@sarayaku.com

 

Mario Melo, Abogado de Sarayaku

melo.napi@gmail.com

 

 

CEJIL, DPLF y WOLA expresan su preocupación por el nombramiento del General (r) Daniel Urresti como Ministro del Interior en Perú

Urresti es actualmente investigado por su participación en el asesinato del periodista Hugo Bustíos en 1988

Washington D.C., 8 de julio de 2014. Frente al reciente nombramiento realizado por el Presidente de la República del Perú, Ollanta Humala, del General en retiro Daniel Urresti como Ministro del Interior, las organizaciones firmantes expresamos nuestra profunda preocupación por cuanto el nuevo Ministro está siendo objeto de una investigación penal por la comisión de graves violaciones a los derechos humanos ocurridas durante el conflicto armado interno peruano

Jue, 10/07/2014

Washington D.C., 8 de julio de 2014. Frente al reciente nombramiento realizado por el Presidente de la República del Perú, Ollanta Humala, del General en retiro Daniel Urresti como Ministro del Interior, las organizaciones firmantes expresamos nuestra profunda preocupación por cuanto el nuevo Ministro está siendo objeto de una investigación penal por la comisión de graves violaciones a los derechos humanos ocurridas durante el conflicto armado interno peruano.

Tal como dio a conocer el Instituto de Defensa Legal (IDL) la semana pasada,Urresti está siendo investigado como presunto autor mediato del asesinato de Hugo Bustíos, periodista y corresponsal de la revista “Caretas”, ocurrido el 24 de noviembre de 1988. Bustíos, junto con su compañero Eduardo Rojas Arce, acudían a investigar el asesinato de dos civiles en las afueras de la ciudad de Huanta, tras haber pedido permiso para acceder al lugar al Jefe de la Base Militar de Castropampa, Víctor La Vera Hernádez.En la trayectoria a Huanta, Bustíos y Rojas Arce fueron atacados con proyectiles de fuego. Bustíos recibió un impacto de bala, perdió control de la moto que conducía y se cayó. Rojas Arce logró salvarse. Sobre el cuerpo malherido de Bustíos, los atacantes colocaronuna carga explosiva, provocando su muerte. Urresti, capitán del Ejército en ese momento,se desempeñaba como jefe de la Sección de Inteligencia S-2 en la base de Castropampa en Ayacucho.

La investigación inicial del caso fue conducida por la justicia militar y eventualmente archivada. Ante ello, el caso fue llevado por CEJIL y otras organizaciones, entre ellas COMISEDH en sede interna, a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que en 1997 encontró al Estado peruano responsable del asesinato de Hugo Bustíos y el ataque a Eduardo Rojas Arce.

La Comisión de la Verdad y Reconciliación retomó la investigación de este caso, y en el año 2007, la Sala Penal Nacional condenó a los oficiales Víctor La Vera Hernández y Amador Vidal Sanbertoa 17 y 15 años respectivamente, como autores del delito de asesinato y tentativa de asesinato en agravio de Bustíos y Rojas Arce. La investigación continuó para establecer la identidad de los otros responsables, y el 17 de junio de 2013 el Poder Judicial emitió un auto de apertura de instrucción contra Urresti. El mismo refiere que el 24 de noviembre de 1988, los dos periodistas fueron “emboscados y atacados por miembros del ejército peruano de la Base Militar de Castropampa al mando del oficial EP Daniel Belisario Urresti Elera conocido con el apelativo de ‘Arturo’, con la participación del Sargento Johny José Zapata Acuña conocido con el apelativo de “Centurión” y otros miembros del Ejército no identificados”.

El auto de apertura de instrucción se sustenta en varios elementos probatorios, entre ellos declaraciones de otros miembros del ejército peruano que laboraban en la Base Contrasubversiva de Castropampa en noviembre de 1988. Con base en ello, se investiga la responsabilidad de Urresti como autor mediato del asesinato de Bustíos y la tentativa de asesinato de Rojas Arce, ambos calificados como crímenes de lesa humanidad.

Como señala Viviana Krsticevic, Directora Ejecutiva de CEJIL, “la CIDH determinó que Perú era responsable por el asesinato de Bustíos y por la violación a la integridad personal de Rojas Arce, además de la violación a la libertad de expresión de ambas víctimas por cuanto eran periodistas. La decisión del Ejecutivo peruano de ofrecer un cargo público a una persona investigada por estos graves hechos, envía un mensaje de irrespeto a la labor del poder judicial en combatir la impunidad, además de ser una afrenta directa para las víctimas de graves violaciones de derechos humanos en Perú”.

Para Katya Salazar, Directora Ejecutiva de DPLF, “este caso es emblemático porque fue investigado por la Comisión de la Verdad del Perú, que recomendó la investigación y procesamiento de todos los responsables. La decisión del Presidente Humala de ‘evaluar el caso’ y concluir que no existen pruebas suficientes es un ataque a la independencia judicial y supone ‘recompensar’ a una persona acusada de estas graves violaciones”.

Al respecto, Jo-Marie Burt, Senior Fellow en WOLA, considera que “el Ejecutivo debe rectificar esta decisión porque es lesiva al proceso que se sigue en el Perú para lograr verdad, justicia y reparación para las víctimas del conflicto armado interno peruano, y afecta gravemente la consolidación de las instituciones democráticas. Urresti debe ser removido de su cargo y debe responder ante la justicia por este caso, y el gobierno de Ollanta Humala debe reafirmar su compromiso de proteger la integridad física de familiares y testigos en este y otros casos bajo investigación”.

Con base en lo anterior, solicitamos respetuosamente a las autoridades peruanas que respeten la actuación del Poder Judicial y garanticen la independencia de las investigaciones y procesos que se siguen para determinar las responsabilidades de todos los autores del asesinato de Hugo Bustíos. Adicionalmente, instamos a que el Poder Ejecutivo separe al General Urresti de su cargo de Ministro del Interior en tanto se dilucida su responsabilidad penal en estos hechos.

 

Enlaces de interés:

  • Auto de apertura de instrucción contra Daniel Urresti, de 17 de junio de 2013,

http://www.scribd.com/doc/232302402/Daniel-Urresti-Autoapertorio-del-caso-del-periodista-Hugo-Bustios

CEJIL, DPLF y WOLA expresan su preocupación por el nombramiento del General (r) Daniel Urresti como Ministro del Interior en Perú

Urresti es actualmente investigado por su participación en el asesinato del periodista Hugo Bustíos en 1988

Washington D.C., 8 de julio de 2014. Frente al reciente nombramiento realizado por el Presidente de la República del Perú, Ollanta Humala, del General en retiro Daniel Urresti como Ministro del Interior, las organizaciones firmantes expresamos nuestra profunda preocupación por cuanto el nuevo Ministro está siendo objeto de una investigación penal por la comisión de graves violaciones a los derechos humanos ocurridas durante el conflicto armado interno peruano

Jue, 10/07/2014

Washington D.C., 8 de julio de 2014. Frente al reciente nombramiento realizado por el Presidente de la República del Perú, Ollanta Humala, del General en retiro Daniel Urresti como Ministro del Interior, las organizaciones firmantes expresamos nuestra profunda preocupación por cuanto el nuevo Ministro está siendo objeto de una investigación penal por la comisión de graves violaciones a los derechos humanos ocurridas durante el conflicto armado interno peruano.

Tal como dio a conocer el Instituto de Defensa Legal (IDL) la semana pasada,Urresti está siendo investigado como presunto autor mediato del asesinato de Hugo Bustíos, periodista y corresponsal de la revista “Caretas”, ocurrido el 24 de noviembre de 1988. Bustíos, junto con su compañero Eduardo Rojas Arce, acudían a investigar el asesinato de dos civiles en las afueras de la ciudad de Huanta, tras haber pedido permiso para acceder al lugar al Jefe de la Base Militar de Castropampa, Víctor La Vera Hernádez.En la trayectoria a Huanta, Bustíos y Rojas Arce fueron atacados con proyectiles de fuego. Bustíos recibió un impacto de bala, perdió control de la moto que conducía y se cayó. Rojas Arce logró salvarse. Sobre el cuerpo malherido de Bustíos, los atacantes colocaronuna carga explosiva, provocando su muerte. Urresti, capitán del Ejército en ese momento,se desempeñaba como jefe de la Sección de Inteligencia S-2 en la base de Castropampa en Ayacucho.

La investigación inicial del caso fue conducida por la justicia militar y eventualmente archivada. Ante ello, el caso fue llevado por CEJIL y otras organizaciones, entre ellas COMISEDH en sede interna, a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que en 1997 encontró al Estado peruano responsable del asesinato de Hugo Bustíos y el ataque a Eduardo Rojas Arce.

La Comisión de la Verdad y Reconciliación retomó la investigación de este caso, y en el año 2007, la Sala Penal Nacional condenó a los oficiales Víctor La Vera Hernández y Amador Vidal Sanbertoa 17 y 15 años respectivamente, como autores del delito de asesinato y tentativa de asesinato en agravio de Bustíos y Rojas Arce. La investigación continuó para establecer la identidad de los otros responsables, y el 17 de junio de 2013 el Poder Judicial emitió un auto de apertura de instrucción contra Urresti. El mismo refiere que el 24 de noviembre de 1988, los dos periodistas fueron “emboscados y atacados por miembros del ejército peruano de la Base Militar de Castropampa al mando del oficial EP Daniel Belisario Urresti Elera conocido con el apelativo de ‘Arturo’, con la participación del Sargento Johny José Zapata Acuña conocido con el apelativo de “Centurión” y otros miembros del Ejército no identificados”.

El auto de apertura de instrucción se sustenta en varios elementos probatorios, entre ellos declaraciones de otros miembros del ejército peruano que laboraban en la Base Contrasubversiva de Castropampa en noviembre de 1988. Con base en ello, se investiga la responsabilidad de Urresti como autor mediato del asesinato de Bustíos y la tentativa de asesinato de Rojas Arce, ambos calificados como crímenes de lesa humanidad.

Como señala Viviana Krsticevic, Directora Ejecutiva de CEJIL, “la CIDH determinó que Perú era responsable por el asesinato de Bustíos y por la violación a la integridad personal de Rojas Arce, además de la violación a la libertad de expresión de ambas víctimas por cuanto eran periodistas. La decisión del Ejecutivo peruano de ofrecer un cargo público a una persona investigada por estos graves hechos, envía un mensaje de irrespeto a la labor del poder judicial en combatir la impunidad, además de ser una afrenta directa para las víctimas de graves violaciones de derechos humanos en Perú”.

Para Katya Salazar, Directora Ejecutiva de DPLF, “este caso es emblemático porque fue investigado por la Comisión de la Verdad del Perú, que recomendó la investigación y procesamiento de todos los responsables. La decisión del Presidente Humala de ‘evaluar el caso’ y concluir que no existen pruebas suficientes es un ataque a la independencia judicial y supone ‘recompensar’ a una persona acusada de estas graves violaciones”.

Al respecto, Jo-Marie Burt, Senior Fellow en WOLA, considera que “el Ejecutivo debe rectificar esta decisión porque es lesiva al proceso que se sigue en el Perú para lograr verdad, justicia y reparación para las víctimas del conflicto armado interno peruano, y afecta gravemente la consolidación de las instituciones democráticas. Urresti debe ser removido de su cargo y debe responder ante la justicia por este caso, y el gobierno de Ollanta Humala debe reafirmar su compromiso de proteger la integridad física de familiares y testigos en este y otros casos bajo investigación”.

Con base en lo anterior, solicitamos respetuosamente a las autoridades peruanas que respeten la actuación del Poder Judicial y garanticen la independencia de las investigaciones y procesos que se siguen para determinar las responsabilidades de todos los autores del asesinato de Hugo Bustíos. Adicionalmente, instamos a que el Poder Ejecutivo separe al General Urresti de su cargo de Ministro del Interior en tanto se dilucida su responsabilidad penal en estos hechos.

 

Enlaces de interés:

  • Auto de apertura de instrucción contra Daniel Urresti, de 17 de junio de 2013,

http://www.scribd.com/doc/232302402/Daniel-Urresti-Autoapertorio-del-caso-del-periodista-Hugo-Bustios

20 años de la histórica adopción de la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas

Bajada: 

Fotografía Ilustrativa DesaparecidosSe cumplen 20 años de la histórica adopción de la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas, aprobada en el 24° Período Ordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA que tuvo lugar en Belem do Pará, Brasil en junio de 1994.

0rganizaciones y defensores/as de derechos humanos de la región hacen pública su posición frente a las obligaciones pendientes de los Estados para erradicar y sancionar la desaparición forzada de personas, al tiempo que reconocen el rol fundamental que tanto la Comisión cuanto la Corte Interamericana de Derechos Humanos han tenido en la interpretación del alcance de los derechos que proteje.

Asimismo, hacen un fuerte llamado a la universalización de la Convención ya que a la fecha sólo ha sido ratificada por 15 países.  Vea aquí el texto completo del Pronunciamiento con sus firmas.

Fecha: 
Lun, 16/06/2014
Distribuir contenido